Un fallo del Tribunal de Cuentas contra varios funcionarios de la Dirección Provincial de Vialidad (DPV) por irregularidades en la rendición de cuentas, destapó un escándalo y Oscar Sandes, titular de esa dependencia, presentó la renuncia.

Oscar Sandes.

El funcionario de 71 años que ingresó durante la gestión de Alfredo Cornejo y que se mantuvo en el cargo a la llegada de Rodolfo Suarez, dejará de prestar funciones a partir del 1 de agosto, cuando retomará sus trámites jubilatorios.

La Justicia Penal investiga a empleados de la DPV que habrían utilizado fondos de la caja chica para gastos personales.

En el transcurso de la semana, la Séptima Cámara Laboral de Mendoza falló en contra del sindicato en la demanda que presentó para cobrar como cuota sindical lo dictado en el Convenio Colectivo de Trabajo de 2014, que firmó la administración de Francisco Pérez, pero que no logró la homologación de la Legislatura provincial.

Legisladores del peronismo y otras fuerzas políticas de la oposición, pidieron el miércoles que el Gobierno clarifique la situación laboral de Sandes, y denunciaron que los desfasajes en la caja chica del organismo superan los $10 millones.