Ocurrió en una vivienda en la localidad de Pareditas, departamento de San Carlos. Los efectivos seguirán ejerciendo sus funciones.


Policías fueron imputados por haber realizado una “fiesta” en una vivienda del departamento de San Carlos.

La reunión se llevó a cabo en la casa de una auxiliar que presta servicios en la Unidad Especial de Patrullaje (UEP) de ese departamento, en el Valle de Uco.

Los cuatro efectivos y otras once personas que se encontraban en el lugar fueron acusados por violar el artículo 205 del Código Penal, que castiga a quienes no cumplen con la cuarentena preventiva y obligatoria decretada por el Gobierno nacional ante la pandemia del coronavirus.

La Inspección General de Seguridad (IGS) intervino en el caso y abrió un sumario administrativo contra los efectivos.

Los funcionarios públicos continuarán prestando servicios con normalidad, debido a que no se trató de un hecho vinculado al ejercicio de sus funciones, explicaron fuentes consultadas.




Comentarios