"En vez de llamar a terminar con el odio, llamó a terminar con los odiadores", dijo sobre el Presidente.


El diputado nacional y titular del Comité Nacional de la UCR, Alfredo Cornejo, cuestionó volvió a cargar contra el gobierno de Alberto Fernández al afirmar que “si se está atacando todo el tiempo, es difícil construir un acuerdo” entre oficialismo y oposición, a la vez que se quejó de que el Presidente “en vez de llamar a terminar con el odio, llamó a terminar con los odiadores”.

“Un Presidente tiene que ser un estadista y tiene que ponerse en ese lugar, tiene que llamar siempre a la concordia.

Pero “un Presidente no es un estadista si plantea economía contra salud, si está todo el día agrietando el país”, sostuvo el diputado nacional.

En declaraciones radiales, el referente opositor subrayó que “la Argentina necesita un gran acuerdo de oficialismo y oposición para salir de sus problemas económicos y sociales: lo necesitaba con (Mauricio) Macri, lo necesitaba con Alberto Fernández antes de la pandemia y en particular después de la cuarentena”.

“Ese acuerdo debe construirse culturalmente, porque si se está atacando todo el tiempo, es difícil construir ese acuerdo”, advirtió el mendocino.

“El Presidente equivocó las palabras y en vez de llamar a terminar con el odio, llamó a terminar con los odiadores: o sea, ya identificó un enemigo”, añadió Cornejo.

Ante los cruces que se dieron en los últimos días entre el Gobierno y dirigentes de la alianza opositora Juntos por el Cambio, Cornejo afirmó que “no cabe la menor duda de que (la vicepresidenta) Cristina (Kirchner) es clave en esta grieta”.

“La Argentina necesita un buen Gobierno y una buena oposición”, insistió el ex gobernador de Mendoza.

Al referirse al comunicado de Juntos por el Cambio sobre el asesinato de Fabián Gutiérrez, el ex secretario privado de la actual vicepresidenta, Cornejo señaló que el ex funcionario “murió en condiciones dudodas”.

“Nadie dijo que la ex presidenta lo haya mandado a matar y sin embargo se contestó con una virulencia enorme, tapando un hecho que mundialmente trascendió. Entonces… ¿odiadores? Es muy difícil la concordia así”, concluyó.




Comentarios