La pandemia de coronavirus sigue dándonos historias de superación. Esta vez nos trae la de Raúl Agüero, un popular cafetero del centro mendocino a quien le robaron su bicicleta, la que utilizaba para movilizarse y para trabajar, pero logró salir adelante.

Agüero había armado su bici con mucho esfuerzo y la usaba como medio de transporte y para vender sus cafés. "Es viejita pero me ayuda bastante para llegar a todos mis clientes, la bici la tenía hace 16 años. La armé yo y la conozco", contó afligido el hombre a Mendoza Post. 

El 15 de mayo pasado fue cuando recibió la triste noticia. Se enteró de lo que había pasado en el momento en el que fue a buscar su bicicleta al estacionamiento en el que solía guardarla al finalizar su trabajo, pero el rodado ya no estaba.

Raúl trabajando con su antigua bici.

Fueron semanas duras para este vendedor ambulante, ya que a la caída de las ventas por la cuarentena se sumaba un nuevo inconveniente. Durante varias semanas realizó su tarea a pie porque en estos tiempos difíciles que transitamos, tenía que rebuscárselas para llevar dinero a su casa.

Sin embargo, Agüero no se rindió y con algunas rifas y con la ayuda y colaboración de distintas personas, logró comprarse una bicicleta nueva, la que está terminando de acondicionar para volver al ruedo.

"He tenido la oportunidad de que varias personas de muy buen corazón me hayan dado una mano. Solo quería agradecerle a la gente por la ayuda que me han dado", dijo Raúl al medio local.

La bicileta nueva.

Y agregó: "Me faltan los canastos para poner los termos. Ya la bici está gracias a Dios, así que ahora a armarle el canasto".

Este lunes, a poco más de un mes del triste hecho, el vendedor espera volver a ofrecer sus cafés por las calles céntricas de Mendoza, estrenando movilidad y con ganas de mirar hacia adelante.