El hecho ocurrió durante la madrugada de este lunes en el espacio ubicado en la intersección de Bolivia y Granaderos de San Martín.


El centro de Salud n°14 de Pedro Molina de Guaymallén sufrió destrozos por personas que ingresaron el domingo por uno de los sectores de atrás, hicieron un boquete en el techo y luego se dirigieron a un consultorio donde atendía el psicólogo. El lugar está completamente destruído. Los malvivientes no se llevaron nada.

Raúl Salvatore, director de la Regional Metropolitana Norte, relató cómo ocurrió el hecho: “En la noche del domingo, madrugada del lunes se dio aviso al 911 de la presencia de algunos individuos sobre el techo y luego asistieron los Bomberos, hicieron control del foco de incendio que se circunscribía a este consultorio y ahí se evidenció que habían roto parte del alero que da al techo y que llegaba en congruencia con la lonera y que aparentemente se habían desprendido por ahí los individuos que habían cometido el hecho. Aparentemente solo con la intención de hacer daño han prendido fuego un consultorio”.

“Este es un centro asistencial en el cual se ha invertido mucho dinero en la reforma de algunos procesos e incluso el mantenimiento del edificio. El año pasado se hizo mantenimiento, se lo pintó, se hizo equipamiento, se ha invertido mucho porque es una zona muy importante de Guaymallén y viene mucha gente”, contó Salvatore.

Hay que agradecerle a las fuerzas de Seguridad tanto a la policía que se hizo presente al principio como así también a Bomberos que hicieron un control rápido del foco y hoy solo tenemos que lamentar algunos papeles quemados y algunas otras cosas menores”.

“El mensaje para la población es que se quede tranquila que la atención se va a seguir asegurando, que a pesar del hecho vandálico sin sentido el ministerio va estar presente y dentro de poco vamos a tener este consultorio funcionando como corresponde”, concluyó Salvatore.






Comentarios