Las quejas por el funcionamiento del transporte público en Mar del Plata y Batán volvieron a hacerse presente en el recinto del Honorable Concejo Deliberante de General Pueyrredón y los ediles del Frente de Todos, apuntaron contra el intendente, Guillermo Montenegro.

“Las quejas de las vecinas y los vecinos son constantes, las frecuencias de los colectivos son cada vez más deficientes y el gobierno de Montenegro no controla y permite que los concesionarios mantengan el servicio como si todavía estuviéramos en plena pandemia”, manifestaron desde el bloque del Frente de Todos a la vez que presentaron tres proyectos con pedidos de informes sobre el transporte en Mar del Plata y Batán.

Los colectivos siguen funcionando prácticamente como si estuviéramos en pleno auge de la pandemia, y todos sabemos que ya el nivel de actividad es casi total y aún mayor que antes del Covid. Pero las frecuencias de los colectivos siguen siendo bajas y hay quejas permanentes de nuestras vecinas y vecinos”, expresó el concejal Vito Amalfitano, vicepresidente de la comisión de transporte, quien presentó tres proyectos de pedidos de informes al respecto conjuntamente con el presidente del bloque del Frente de Todos, Marcos Gutiérrez.

Lo más grave es que todo esto ocurre con un aumento del colectivo del 70% en tres meses y de más del 200% desde que asumió Montenegro. Sumado a que cuando tenemos la suerte de que llegue una unidad hay que pagar 60 pesos el boleto plano y cerca de 100 pesos en otros tramos en el Partido de General Pueyrredon”, añadió Amalfitano.

En ese sentido, desde el Frente de Todos presentaron un proyecto en el que se solicita al gobierno de Montenegro que gestione ante las empresas de Transporte de Colectivo Urbano de Pasajeros el cumplimiento de las frecuencias completas acordadas en la Ordenanza 16.789.

Por otra parte, (y ante los sucesivos pedidos presentados por vecinos de Batán y Chapadmalal), se pidió al Ejecutivo que informe sobre la cantidad y el contenido de los reclamos que registran las empresas sobre las frecuencias y los recorridos de las líneas de transporte de Batán 715 y 720, sobre las bocas de expendio de tarjetas en los barrios periféricos que utilizan dichas líneas, el estado de los refugios en dichas zonas, y las respuestas que se dieron a esas solicitudes formuladas por las distintas vías habilitadas.

Asimismo, el tercer proyecto pide conocer la cantidad de frecuencias que se garantizaron en las elecciones de septiembre pasado y el esquema de planificación de transporte público previsto para las generales del 14 de noviembre. “No queremos que vuelva a pasar lo que ocurrió en las PASO, cuando el Ministerio de Transporte de la Nación dispuso el boleto gratuito para el garantizar el traslado para el ejercicio democrático pero en Mar del Plata fue una odisea viajar porque las frecuencias fueron mucho más bajas aún que en cualquier día domingo”, explicó Marcos Gutiérrez.