Desde este martes por la noche comenzaron los vientos fuertes y las lluvias en Mar del Plata, tal como lo había previsto el Servicio Meteorológico Nacional. La ciudad se encuentra bajo un alerta amarillo y este miércoles amaneció con precipitaciones copiosas e intensas que se extenderán durante toda la jornada.

Las alertas que habían sido emitidas estiman que se mantendrán las fuertes lluvias, con un viento del este que podría alcanzar ráfagas de hasta 69 kilómetros a la hora. El alerta se hizo extensivo a toda la zona de influencia, según afirmaron desde la institución.

En la mañana el viento aumentará aún más su intensidad (entre 70 y 78 kilómetros a la hora) y la temperatura de 13 grados será la máxima del día.

Por la tarde las condiciones se mantendrán, con fuertes lluvias, vientos en ráfagas provenientes del sector sudeste.

Hacia la noche podrían amenguar las lluvias pero el viento continuará muy intenso, características que se extenderán a todo el jueves.

Ante cualquier eventualidad, los vecinos podrán comunicarse telefónicamente al 103 (Defensa Civil), 107 (SAME), 911 (Policía) o al 100 (Bomberos).

Recomendaciones a tener en cuenta

  • - Asegurarse de sacar los residuos en los horarios estipulados; no depositarlos en lugares que interfieran en un normal escurrimiento de agua una vez comenzada la lluvia.
  • - Si no es necesario, una vez que comience el desarrollo del mal tiempo, no desplazarse por la calle; caso contrario elevar los cuidados. Si se maneja un vehículo, antes de hacerlo verificar que funcionen todos los elementos de seguridad y manejo (luces, limpiaparabrisas, desempañador, frenos, etc.)
  • -Cerrar y asegurar puertas, ventanas,  toldos y chapas.
  • -Retirar macetas y todos aquellos objetos que puedan caer a la calle.
  • -Asegurar andamiajes, grúas y otros elementos de obra.
  • -Alejarse de cornisas, muros, árboles y tomar precauciones delante de edificios en construcción.
  • -No concurrir a la playa ni a lugares que puedan ser afectados por las mareas y oleajes que se puedan generar debido a la intensidad de vientos fuertes.