La ciudad volvió hace menos de 48 horas a fojas cero para entrar a la fase 5. Paradójicamente, no hay ninguna persona internada por coronavirus.


La ciudad de Mar del Plata sigue con datos epidemiológicos positivos, teniendo en cuenta la densidad poblacional y los relativamente pocos casos de coronavirus registrados, a cien días del anuncio presidencial acerca del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

De acuerdo al último parte dado a conocer este viernes por la noche  por el Municipio de General Pueyrredon, en el distrito hay 5 personas en tratamiento, y ninguna de ellas se encuentra hospitalizada. Asimismo, son 22 las personas que están siendo estudiadas aguardando los resultados del testeo.

El propio Alberto Fernández destacó en un momento la situación que vive Mar del Plata, con pocos casos, y un destacable cumplimiento de la cuarentena, más allá de algunos episodios aislados.

En todo caso, la principal preocupación de muchos marplatenses es la dificultad de pasar a la fase 5, al igual que otras ciudades de la Costa Atlántica. Mantenerse en la fase 4, impide la apertura de locales gastronómicos, shoppings y la actividad física al aire libre, entre otras. Esto ha sido motivo de constantes pedidos a la Provincia, que hasta ahora no han tenido una recepción positiva.

Desde el 10 de marzo al 26 de junio, 1933 personas fueron estudiadas en Mar del Plata, de las cuales 1865 fueron desestimadas, 22 continúan en estudio y 47 fueron confirmadas. De las personas tratadas por Covid 19, 38 están recuperadas de la infección, 4 han fallecido y 5 personas están en tratamiento.

De esos 4 fallecidos, 2 fueron personas que regresaron a Mar del Plata luego de viajar al exterior, donde contrajeron la enfermedad

La grilla de reclamos

Se ha vuelto habitual el reclamo de representantes de distintos rubros frente al Centro de Operaciones y Monitoreo. De esta manera, visibilizan su situación de cara a las oficinas del intendente Guillermo Montenegro, que los va a atendiendo personalmente o a través de sus funcionarios. Ya pasaron por allí gastronómicos, tatuadores, dueños de gimnasios y natatorios, kinesiólogos, dentistas y varios colectivos más, que fueron teniendo una suerte dispar.

Desde hace varios días, el parte médico del Municipio, con la cantidad de afectados de coronavirus, es esperado para ver cuán cerca o lejos está la posibilidad de pasar a la fase 5, que corresponde a aquellos lugares que mantienen 21 días sin casos autóctonos. Mar del Plata ha llegado a tener alrededor de dos semanas sin casos, y como en el juego de la oca, ha retrocedido, generando malhumor en una ciudadanía cada vez más ansiosa.

La vigilia fue rota por el caso del cordobés que se vino desde la provincia mediterránea con papeles falsos para estar con su novia marplatense. El hecho enardeció a la gente, que mostró su enojo en redes sociales, así como a los propios funcionarios, que pidieron que la Justica actúe con severidad frente al muchacho que no podía esperar para ponerse al día con su chica.

Cabe remarcar que la ciudad mantiene sus accesos con severos controles, que se intensificaron a partir del “soycordobésgate”, por lo que para entrar a Mar del Plata, se debe pedir permiso previamente a la Secretaría de Seguridad, en un trámite que se hace online.

Así, Mar del Plata mira desde lejos lo que sucede en el AMBA, aunque con una inquietud creciente por no poder entrar en la fase siguiente, que parece estar al alcance de la mano, pero siempre se termina escurriendo.




Comentarios