Alejado del futbol, Diego Villar emprendió un negocio ligado a la venta de golosinas en la zona de Güemes.


El ex mediocampista Diego Villar, que vistió las camisetas de Racing, Arsenal, Godoy Cruz de Mendoza y se retiró en Aldosivi, decidió quedarse en Mar del Plata junto a su familia y esta temporada emprendió un negocio ligado a la venta de golosinas en una de las zonas comerciales mas concurridas de la ciudad.

En una entrevista que concedió al sitio Olé, Villar contó de qué se trata su emprendimiento y evaluó que “hay que entender que hay otra vida después del fútbol y hay que salir a laburar de lo que sea”.

El negocio de Villar está ubicado en calle Güemes y Alberti, donde comienza el paseo comercial de Mar del Plata que tiene un intenso movimiento los 12 meses y que se extiende hasta la calle Roca.

“Acá encontré un sustento. Me ayudó a calmarme, luego de todo lo que implica el retiro”, reconoció el futbolista que colgó los botines en 2018 en el club marplatense. Consultado por su relación actual con el deporte, advirtió que “no es todo fútbol, yo voy a hacer todo lo que haga falta para alimentar a mi familia”.

El flamante empresario sostuvo que “me tocó abrir con un dólar a 25 y hoy en día se fue por las nubes. Acá todos los días es aprender algo nuevo”.

“Me puse a estudiar todo lo que era el mercado y lo que conlleva la organización a partir de un Excel. Imaginate que no sabía ni cómo ponerle el precio a una gaseosa. Pero le agarré la mano y así cómo me peleaba con los árbitros, ahora me peleo con los proveedores”, bromeó Villar.

El excampeón con Arsenal manifestó que su prioridad hoy es el local de golosinas, donde ocupa el puesto de cajero, pero que no descarta dirigir junto a Fernando Ortíz, con quien trabaja frecuentemente.




Comentarios