Un joven fue a comprar papas fritas a un supermercado chino, pero una de las encargadas lo echó a los empujones. El chico reclamó por el precio del producto y la mujer no quedó para nada contenta con la queja de él.

El supermercado que está ubicado en 46 entre 22 y 23 se hizo viral después de que el chico que quería las papas se enojó porque no le cobraba el precio que él había visto. “Dice $375 el precio en el lugar y vos me lo estás cobrando $440. Vamos a verlo porque no puede ser. Boludeces no”, expresó el joven.

Luego, el chico y la encargada fueron hasta la góndola para ver el precio. Cuando el chico encuentra el producto la mujer arranca el cartel con los precios y empieza a gritarle. Así, empezó a empujarlo hasta la puerta del lugar.

“No me toques, no me toques. Listo”, decía el chico para que la encargada deje de arrastrarlo hasta la salida del supermercado. “Esta señora me está pegando porque no quiere cobrar los precios como corresponde”.

Finalmente, la mujer lo sacó de su negocio y le cerró la puerta en la cara para que no vuelva a ingresar. El chico publicó el video para que la gente no vaya a comprar ahí, “46 entre 22 y 23″ repetía él para que recuerden la ubicación del supermercado.