El robo de cables de telefonía y del servicio de internet sería la causa de la interrupción de estos desde el 5 de noviembre en barrio Valle del Sol, de la ciudad de La Calera. Los vecinos reclaman la restitución de los mismos ya que hay personas que realizan home office y los niños realizan las actividades escolares a través de la virtualidad.

Según los vecinos, la falta de estos servicios llega hasta El Diquesito y han presentado sus reclamos ante la empresa Telecom, pero hasta el momento no han encontrado respuesta. También aseguraron que el personal estarían retirando los cables de cobre que habían quedado en la ruta.

El robo de cables telefónicos es un delito que lleva aproximadamente más de dos décadas. Fue una constante con la crisis económica del 2001 y en los últimos años volvió con más fuerza. De acuerdo a las publicaciones en las páginas de compra de chatarra, estarían pagando entre $ 410 y $ 700 el kilo de cobre.