La Ingeniería argentina: 151 años de historia

Para rastrear los orígenes de la Ingeniería argentina es necesario remontarse a algunas décadas antes de la existencia de una formación específica local, cuando ingenieros extranjeros desarrollaban estas actividades en nuestro país. Entre ellos Felipe Senillosa, español que simpatizó con la independencia argentina y en 1826 fue nombrado primer ingeniero del Departamento Topográfico de la Provincia de Buenos Aires; el ingeniero francés Charles Henry Pellegrini, padre de quien más adelante fuera Presidente de la Nación, que diseñó los primeros proyectos de salubridad en Buenos Aires y fue ingeniero en la construcción de la Catedral Metropolitana; John Coghlan, irlandés que ejecutó en la década de 1860 las primeras obras para proveer de agua potable a la Capital; a ingenieros ingleses, Edward Banfield entre otros, que supervisaron la instalación de los primeros ferrocarriles en el país.

//Mirá también: Facultad de Ingeniería de la UNJu: 49 años creando futuro para Jujuy

En el contexto de la llamada Organización Nacional, el desarrollo de obras de infraestructura requería de ingenieros en diversas áreas, pero la Argentina debía recurrir todavía a profesionales formados en Europa.

Esa situación empezó a cambiar en 1865 como consecuencia de acciones planificadas medio siglo antes. Los libros de historia señalan que el 18 de mayo de 1819 don Juan Martín de Pueyrredón, siendo Director Supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata, se dirigió al Congreso Nacional solicitando la creación de la Universidad de Buenos Aires. La iniciativa se concretó en el año 1821, siendo gobernador de la Provincia de Buenos Aires el general Martín Rodríguez y su ministro de Gobierno Bernardino Rivadavia. Como primer rector de la flamante Universidad fue designado el presbítero doctor Antonio Sáenz, graduado en Jurisprudencia en Chuquisaca, congresista de Tucumán en representación de Buenos Aires y catedrático de Derecho Natural y de Gentes.

El 16 de junio de 1865, a propuesta del rector de la Universidad de Buenos Aires, Juan María Gutiérrez, se creó la primera carrera de Ingeniería en la Argentina. Para dar las clases, convocó a tres profesores italianos: un matemático, Bernardino Speluzzi; un naturalista, Peregrino Strobel; y un ingeniero civil, Emilio Rosetti. Entre los tres dictaban las 18 materias del Plan de Estudios original, comparable a lo que actualmente se conoce como Ingeniería en Construcciones o Ingeniería Civil. Por esta razón cada 16 de junio se celebra el día del Ingeniero.

El ingeniero argentino Luis Augusto Huergo, a la derecha con el número 3, en una fotografía junto a Tomas Alva Edison (al centro) y Jorge Newbery, con el número 2 a la izquierda.(Gustavo Lores) | (Archivo Vía Jujuy)

Luis Augusto Huergo fue el primer graduado entre el grupo de doce alumnos que ingresaron, formaron parte de la primera cohorte y cursaron la carrera en el Departamento de Ciencias Exactas de la Universidad de Buenos Aires, hoy Facultad de Ingeniería. Fue el 6 de junio de 1870 el día que Huergo aprobó la última materia que acreditaba su derecho de acceder al Título.

El 8 de marzo de 1895, dieciocho ingenieros -entre los que se encontraban los primeros ingenieros diplomados en el país- y cincuenta adherentes, fundaron el Centro Nacional de Ingenieros. Se cumplían entonces 25 años de la primera graduación de un Ingeniero Civil en Argentina y se acordó instituir el 6 de junio como el Día de la Ingeniería Argentina. Cuatro décadas después, cuando por decreto se estableció que sólo las instituciones gubernamentales podían utilizar la palabra “Nacional” en sus nombres, el Centro Nacional de Ingenieros fue renombrado a Centro Argentino de Ingenieros (CAI), como se lo conoce en la actualidad.

Las celebraciones del Día de Ingeniería se organizan en todo el país desde diferentes instituciones: Colegios Profesionales, Centros de Ingenieros, Facultades, Escuelas e Institutos Universitarios y empresas de Ingeniería.

La Facultad de Ingeniería de la UNJu organizó actividades de extensión, en junio pasado.(Gustavo Lores) | (Archivo Vía Jujuy)

Por su parte, la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Jujuy organizó para una charla a cargo del ingeniero José Riquelme de la compañía Sandvick Rock Processing Solutions, que versó sobre equipos mineros de trituración y clasificación de rocas.

También participó, junto con las respectivas Unidades Académicas de las Universidades Nacionales de Catamarca, Salta, Santiago del Estero y Tucumán del Acto por el Día de la Ingeniería organizado por la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Salta el 4 de junio.

La Facultad de Ingeniería de la Universidad de Salta celebró el Día de la Ingeniería, con Unidades Académicas de las Universidades Nacionales de Catamarca, Jujuy, Santiago del Estero y Tucumán.(Gustavo Lores) | (Archivo Vía Jujuy)

En la misma fecha del cierre de la semana de la Ingeniería organizada por la Facultad de Ciencias Exactas y Tecnología de la Universidad Nacional de Tucumán, que consistió en una mesa panel desde la que compartimos nuestras experiencias y expectativas en un contexto de desafíos y oportunidades.

La Facultad de Ingeniería de Jujuy tomó parte de una mesa panel organizada por la Facultad de Ciencias Exactas y Tecnología de la Universidad Nacional de Tucumán.(Gustavo Lores) | (Archivo Vía Jujuy)

Geología: la Ciencia de la Tierra y su rol esencial

A mediados del siglo pasado un grupo de especialistas en las Ciencias Geológicas convocó a una asamblea extraordinaria de la que participaron profesionales de distintas especialidades de las Ciencias Geológicas. Se realizó el 9 de junio de 1948 en el Museo Argentino de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia” y para recordar esta fecha, se instituyó el Día del Geólogo.

El origen del Museo Argentino de Ciencias Naturales se remonta al año 1812, oportunidad en la que el Primer Triunvirato, por inspiración de Bernardino Rivadavia, invitó a las provincias a reunir materiales para “dar principio al establecimiento en la Capital de un Museo de Historia Natural”. Esta iniciativa se concretó en 1823, mediante una resolución firmada por Rivadavia, entonces ministro del primer mandatario Martín Rodríguez.

La historia de la enseñanza superior de la Geología en la Argentina tiene su origen en la Universidad de Buenos Aires. El 16 de junio de 1865 se creó el Departamento de Ciencias Exactas. El Plan de Estudios incorporó a la Geología y como profesor se contrató en Italia al Dr. Pellegrino Strobel.

El Museo General de La Plata fue creado en 1884 a partir de un proyecto presentado por Francisco Pascasio Moreno, su fundador y primer director. En 1906 pasó a integrar la Universidad Nacional de La Plata y se creó la Escuela de Geología, que en 1912 fue unificada con las de Biología y Antropología en la Escuela de Ciencias Naturales. La denominación tuvo varios cambios posteriores hasta que en 1949 pasó a ser Facultad de Ciencias Naturales y Museo.

La Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Jujuy comenzó el dictado de la carrera de Licenciatura en Ciencias Geológicas dirigido por el geólogo Bernardo Guillermo Mathews. A partir de un equipo conformado por docentes de la carrera Ingeniería de Minas, de las Ciencias Básicas, investigadores del Instituto de Geología y Minería de la Universidad Nacional de Jujuy y profesionales del medio se consolidó su primer plan de estudios, que fue aprobado por el Ministerio de Educación de la Nación por Resolución Nº 0098/02.

Cuenta actualmente con 173 alumnos, de los cuales 93 son mujeres y 80 varones. Este año se han incorporado 25 nuevos estudiantes, 17 mujeres y 8 varones. Desde su creación hasta la fecha se han graduado 10 licenciados en Ciencias Geológicas, 6 mujeres y 4 varones, de los cuales dos han alcanzado el grado de doctor en Geología.

Miembros de la Asociación Jujeña de Estudiantes de Geología (AJEG).(Gustavo Lores) | (Archivo Vía Jujuy)

La Asociación Jujeña de Estudiantes de Geología (AJEG) está conformada por alumnos que se proponen difundir los aspectos centrales del campo de la Ciencias Geológicas. En el marco del Día del Geólogo y por iniciativa de la AJEG, la Dirección y los docentes de la Licenciatura en Ciencias Geológicas se refuncionalizó el espacio de uso académico del que dispone la carrera para que estudiantes y docentes puedan organizar clases de apoyo, organizar reuniones para coordinar actividades, acceder a la muestra permanente de materiales geológicos que se exhiben y a la bibliografía disponible.

Asimismo, la Asociación organizó, con el auspicio de la Facultad de Ingeniería de la UNJu y el apoyo de sus docentes una serie de conferencias vinculadas a la disciplina como ser “El orógeno Acrecionario Famatiniano del Noroeste Argentino”, a cargo del doctor en Geología Néstor Suzaño; “Investigación Geológica y Minera en propiedades mineras de JEMSE ubicadas en distrito minero Cochinoca”, por la alumna Mariana Herrera, y “Petrocronología de Rocas Igneas” dictada por el geólogo Adrián Canelada, uno de los últimos egresados locales.

La Asociación Jujeña de Estudiantes de Geología (AJEG) organizó interesantes actividades en el mes de junio.(Gustavo Lores) | (Archivo Vía Jujuy)

La Geología estudia la estructura de la Tierra y los procesos que le han dado forma a lo largo de su historia y que continúan dándosela. En ella se sustentan la mayoría de los recursos que la población y la industria necesitan, como son: energía, minerales, agua y alimentos. Una amplia gama de servicios vitales depende de la Geología, entre otros, la gestión de los residuos; el conocimiento y la obtención de materiales para la construcción de edificios, carreteras, presas, túneles y otros grandes proyectos de infraestructura; la solución de problemas medioambientales, entre los que se pueden citar la descontaminación de suelos afectados por la industria.

//Mirá también: Desde Jujuy, una mirada a la Geología, la superestrella de las ciencias

El trabajo de los geólogos es esencial para entender los riesgos y los desastres naturales y poder así estar preparados para mitigar sus efectos. La protección del agua potable y de los distintos ecosistemas está avalada por un conocimiento de la Geología y sus interacciones con los procesos superficiales. La seguridad en el suministro energético a la población se basa, principalmente, en competencias geológicas, desde la obtención de energías renovables al uso del subsuelo para almacenar dióxido de carbono y residuos radiactivos.

Ambas disciplinas, la Ingeniería y la Geología, tienen un extenso campo de aplicación en la provincia de Jujuy. Ambas carreras se dictan en la Universidad Nacional de Jujuy en el ámbito de la Facultad de Ingeniería, la primera desde 1972 y la segunda desde 2001.

(*) Decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Jujuy