Diego Armando Maradona (1960-2020) fue protagonista de uno los grandes acontecimientos deportivos que se vivió en Jujuy, cuando el 18 de octubre de 1995 arribó como jugador de Boca Juniors y deleitó con su zurda a los jujeños y a los amantes del fútbol de toda la región.

Aquella noche, a estadio lleno en el “23 de Agosto”, su equipo enfrentó a Gimnasia y Esgrima de Jujuy -que había ascendido a Primera el año anterior-, con victoria 2 a 1 (goles de Darío Scotto y Raúl Peralta) por el torneo Apertura, y donde se vio destellos del “10” que dieron cuenta de todo su talento.

Así como en el público, el partido quedó grabado la memoria de muchos de quienes estuvieron dentro del campo de juego. Uno de ellos fue el exdelantero de Gimnasia y Esgrima, Mario Lobo, quien se mostró conmovido por la noticia de fallecimiento del astro del fútbol.

“Fue algo muy especial para el fútbol jujeño, y para los que estuvimos dentro de la cancha aquella noche fue todavía más”, expresó Lobo, también exjugador de Independiente de Avellaneda, Chacarita Juniors y Sporting Cristal de Perú.

El exjugador de Gimnasia de Jujuy, Mario Humberto Lobo, recordó el paso de Diego Maradona por Jujuy.(Archivo Vía Jujuy)

El histórico goleador del club jujeño dijo a Télam que “se fue un grande que ha defendido con orgullo a la Selección Nacional en cada oportunidad que le tocó hacer, ya que sentía mucha pasión por los colores. Junto con (Lionel) Messi son los dos mejores de la historia y ambos son argentinos”, afirmó.

Al recordar la trayectoria de Maradona y sus orígenes, Lobo indicó que “fue un ejemplo de perseverancia para muchos jóvenes que a través del fútbol encontraron la posibilidad de tener una vida digna; Maradona fue una inspiración en mi caso también”.

De aquel partido con Boca y Maradona como rival, dijo que fue “duro, intenso, donde Diego pudo demostrar una vez más su capacidad para elaborar jugadas” y agregó que después le pidió una fotografía cuando el árbitro Javier Castrilli dio el pitazo final.

El triunfo de Boca aquella noche quedó para la anécdota, porque desde la tribuna, toda la atención estaba puesta en ver en acción al “10” cada vez que tomaba la pelota.

Las expectativas que se tenían para el partido quedaron reflejadas en el estadio “23 de Agosto” con 25 mil espectadores, pero también en toda la semana previa, con el movimiento hotelero, el transporte y la prensa nacional e internacional procedente de Bolivia, Chile y Paraguay que no quería perderse la oportunidad de ver a uno de los futbolistas más brillantes de la historia.

Esta tarde, la dirigencia del club Gimnasia y Esgrima de Jujuy expresó su dolor por la muerte de Maradona a través de su cuenta de Facebook: “Diego nos dejó una huella imborrable para el fútbol argentino y un recuerdo que perdurará por siempre en nuestros corazones. ¡Gracias eternas Diego Maradona!”.

Lo recordó con una foto tomada después de terminado de jugar el partido con Gimnasia donde Maradona tiene puesta la camiseta del Lobo Jujeño.