En el marco de tres operativos policiales, casi dos centenares de personas, muchas de ellas menores de edad, fueron objeto de imputación contravencional al ser descubiertas participando este fin de semana de fiestas clandestinas en domicilios de las ciudades de San Pedro de Jujuy, Palpalá y San Antonio.

//Mirá también: Clandestinas, no: encuentran adultos y menores en una fiesta con alcohol

En el primer caso, un total de 99 personas, entre las que se contaba varios menores, que participaban de una fiesta clandestina en la ciudad de San Pedro de Jujuy -a 64 km de esta capital-, fueron demoradas por el incumplimiento de las medidas que rigen por la pandemia de coronavirus.

El procedimiento fue realizado en horas de la madrugada del domingo por personal de la Unidad Regional 2 en un domicilio de la calle Serapio Soria del barrio Centro, donde se llevaba a cabo la fiesta ilegal.

Personal policial del Área Contravencional acudió al sitio a raíz de haber recibido un llamado telefónico y sorprendió a “una gran cantidad de jóvenes bailando y consumiendo alcohol en un espacio reducido”, informaron fuentes policiales.

Con conocimiento de las autoridades contravencionales y la autorización de las mismas, se procedió a la demora de todos los participantes, 55 hombres y 44 mujeres, varios de estos menores de edad, y al secuestro de doce motocicletas.

Todas las personas quedaron alojados en sede policial, donde se les hizo conocer la causa contravencional correspondiente.

EN PALPALÁ, 36 INFRACTORES

Por otra parte, agentes de la Unidad Regional 8 con asiento en la ciudad de Palpalá desplegaron un importante operativo que dio por resultado la clausura de una fiesta clandestina que se desarrollaba en una casa del barrio 2 de Abril.

En Palpalá, la Policía halló a 36 personas en una fiesta clandestina.(Archivo Vía Jujuy)

“Al llegar los uniformados constataron que los concurrentes bailaban, consumían alcohol y no respetaban ninguna medida sanitaria”, señalaron las fuentes.

Ante ese panorama se dio inmediata intervención a las autoridades contravencionales, que ordenaron se proceda a la demora de las 36 personas presentes, que luego fueron alojadas en sede policial donde se les impuso las respectivas actas contravencionales.

Los infractores fueron 26 hombres y diez mujeres, y se estableció que del total, veinte son menores de edad.

Y EN SAN ANTONIO COBRABAN ENTRADA

De la misma manera, voceros de la fuerza informaron que como resultado de un trabajo de investigación realizado por personal policial “se logró poner fin a una fiesta clandestina que se llevaba a cabo en una finca ubicada en proximidades de Ruta Provincial 2, en la ciudad de San Antonio”.

Diferentes cuerpos policiales dependientes de la Unidad Regional 6 se presentaron en el lugar y constataron que “un importante número de jóvenes bailaban, consumían alcohol y violaban todo tipo de protocolo sanitario”.

Además, los policías pudieron establecer que los asistentes a la reunión debieron pagar a los organizadores una entrada por valor de 200 pesos para poder ingresar a la misma.

//Mirá también: Flexibilización en Jujuy: autorizan hasta mil personas en eventos al aire libre

Los organizadores de una fiesta clandestina en San Antonio, cobraban 200 pesos la entrada.(Archivo Vía Jujuy)

Los efectivos a cargo del operativo pusieron en conocimiento de la situación a las autoridades contravencionales, que dieron las instrucciones pertinentes, a partir de lo cual se procedió a la demora de 24 hombres y 18 mujeres.

Estas 42 personas de inmediato fueron trasladadas a la Comisaría Séptima, donde además de hacerles conocer la imputación contravencional, quedaron a disposición de la Justicia.