Mientras continúa activo el conflicto de carácter sindical que llegó a paralizar por ocho días el servicio de transporte urbano de pasajeros en San Salvador de Jujuy y alrededores, en el plano institucional los concejales de la ciudad se han propuesto tomar el toro por las astas avanzando en distintos frentes en procura de una solución integral. Así es como, entre otras acciones, se proponen hacer llegar hasta el despacho de Santiago Cafiero, jefe de Gabinete de Ministros del Gobierno nacional, el reclamo jujeño sobre el dañoso desequilibrio que implica el criterio de distribución de subsidios al transporte que implementa la Nación, lo que a su vez en diferentes estamentos locales lleva a hablar de “discriminación” en perjuicio de la provincia.

//Mirá también: Colectiveros volvieron a trabajar, pero el conflicto continúa

También acordaron requerir al Departamento Ejecutivo municipal toda la información referida al estado actual del sistema para tener un panorama lo más completo posible, además de los solicitar al Gobierno provincial un eventual incremento en el subsidio que aporta al esquema.

Todo esto surgió en una reunión de la Comisión de Transporte del Deliberante que preside el concejal Roberto Brizuela, a la que asistió el secretario de Gobierno municipal, Gastón Millón, marco en el que también se planteó trabajar en un proyecto para la creación de un Ente de Autoridad de Control del transporte de pasajeros.

El Concejo Deliberante de San Salvador de Jujuy trabaja en la problemática del transporte público de pasajeros.(Archivo Vía Jujuy)

“Quiero destacar la participación prácticamente de todos los ediles a pesar de no integrar la comisión. Eso es muy importante, porque demuestra el interés de los bloques políticos sobre esta materia en particular”, dijo el presidente del Concejo, Lisandro Aguiar, al comentar alternativas del encuentro.

UN ESQUEMA DISCRIMINADOR

“El sistema de transporte a nivel nacional está muy complicado, sobre todo en el interior del país particularmente por la discriminación que se sufre en relación al área metropolitana de Buenos Aires, que recibe subsidios superiores a la media nacional”, planteó el legislador, que entonces se quejó de que “por cada peso que recibe el interior, el AMBA recibe tres. A esto evidentemente hay que revisarlo y es un pedido que hemos hecho desde el Concejo Deliberante a través de una declaración al Jefe de Gabinete de Ministros del Gobierno Nacional”, puntualizó.

Acerca de otras gestiones que se decidió realizar de inmediato, mencionó una nota a remitir al ministro de Transporte de la Nación, Alexis Guerrera, solicitando “que se regularice el envío de fondos de subsidios nacionales a la jurisdicción local” por cuanto “el último remito de subsidios es del 3 de junio y correspondía a los fondos del mes de mayo. A esta fecha todavía no han sido remitidos los subsidios del mes de junio”, observó.

De la misma manera, se pedirá al Ministerio de Hacienda de la Provincia se considere “ver si podría haber algún incremento a los fondos destinados al transporte que el Estado provincial le envía a la jurisdicción” capitalina, señaló Aguiar.

//Mirá también: Se complica el panorama: los choferes quedaron sin obra social

REVISANDO EL PANORAMA LOCAL

En cuanto a la órbita comunal, se decidió cursar al Ejecutivo municipal un pedido de informes para “conocer los montos que reciben las diferentes empresas, la recaudación, la situación del parque automotor, las cuestiones estatutarias de cada una de las empresas, sobre todo la conformación jurídica y algunos elementos más, para poder seguir avanzando en una iniciativa del concejal Brizuela” referida a constituir “un ente de contralor de lo que es el sistema de transporte”, apuntó el titular del parlamento de la ciudad.

Semanas anteriores los trabajadores de las empresas concesionarias del servicio de transporte urbano de pasajeros habían llevado a cabo una inédita medida de fuerza que dejó a pie a la población que usualmente se traslada en colectivos en la ciudad, con un paro de actividades que duró ocho días, en reclamo del pago de haberes adeudados. La patronal argumentó no tener los recursos, dada la mora en la acreditación de los subsidios provenientes de Nación.