"Antes pasábamos semanas sin agua. Esto cambia nuestra calidad de vida", dijo el comisionado municipal Marcelo López. La obra demandó una inversión de seis millones de pesos


Situada a unos cincuenta kilómetros al sudeste de San Salvador de Jujuy, la localidad de Puesto Viejo es conocida por ser asiento de una importante planta fabril que produce cemento para hormigón. En ese punto de la provincia el gobernador Gerardo Morales inauguró una planta potabilizadora que cubrirá las necesidades de unos 1.500 pobladores.

La ejecución del proyecto demandó una inversión de 6.200.000 pesos, para la instalación de un sistema de bombeo que inyectará agua en un depósito mayor, con dispositivos de filtración rápida y cisterna. En el acto, Morales anunció que también en breve se pondrá en servicio una planta de tratamiento de líquidos cloacales.

 “Son obras que realmente importan, puesto que guardan vinculación directa con la infraestructura social indispensable para atender las necesidades de los jujeños”, expresó el mandatario, y en sintonía con esto el comisionado municipal Marcelo López aseguró que “esta obra viene a cubrir una gran necesidad, ya que antes pasábamos semanas sin agua”, y resumió sus sensaciones afirmando que “esto cambia nuestra calidad de vida”.

En Puesto Viejo ya funciona la nueva planta potabilizadora para proveer agua a unas 1.500 personas.

El presidente de Agua Potable de Jujuy, Víctor Galarza, explicó que se construyó “dos bombeos, uno para el lavado de filtros y otro para la impulsión de agua potable con el fin de llegar a los sectores más altos o con menor presión” de la localidad.

La obra consistió en la construcción de una nueva planta potabilizadora compuesta por dos módulos de filtración -un pre filtro y un filtro- construidos con acero. El pre filtro es una caja de flujo ascendente con un paquete de gravas seleccionadas, mientras que el filtro es de flujo descendente, con un manto de arena de filtrado y paquete de gravas seleccionadas como manto soporte.

Se construyó asimismo una cisterna de hormigón armado de 300 m3 que servirá como depósito de agua potable, y una cámara de bombeo a la cisterna existente en la zona alta, que también servirá como reserva para el lavado de los filtros.

También se instaló cañerías de nexo desde la planta hasta la cisterna, para la conducción de agua filtrada.






Comentarios