Al reclamar mejoras salariales, el Sindicato de Empleados y Obreros Municipales (SEOM) de Jujuy anunció un nuevo paro de 24 horas para este miércoles, a la vez que sus dirigentes insistieron en el pedido de un bono de fin de año de 15.000 pesos.

El sindicato resolvió en asamblea una nueva medida de fuerza que implica un paro de actividades en todos los municipios de la provincia sin asistencia a los lugares de trabajo.

Entre los pedidos notificados a las autoridades del Ministerio de Trabajo de Jujuy se destacan "un bono de fin de año de al menos quince mil pesos, el pase a planta permanente de trabajadores, además del repudio a precarización laboral y la falta de sinceramiento salarial", indicaron fuentes del sindicato.

Lo que será el segundo paro de actividades en el mes de diciembre se debe además al rechazo que realizó este espacio gremial a la compensación de fin de año que anunció el Gobierno provincial de $ 4.000 y que se abonará en dos cuotas, sumado a una recomposición salarial del 5%.

Para llevar adelante su reclamo, los trabajadores municipales realizan radios abiertas frente a la Casa de Gobierno, las cuales son precedidas por movilizaciones por las calles céntricas de la capital jujeña.