La asamblea general de estudiantes de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Jujuy resolvió levantar la toma de esa unidad académica tras 16 días de reclamo a favor de una educación pública y gratuita.

El claustro estudiantil decidió además avanzar en la reformulación del estatuto del Centro de Estudiantes que data de 1985, y la ratificación de la asamblea como "órgano soberano de decisión".

En las últimas dos semanas desarrollaron su reclamo ante la problemática que atraviesa la educación pública a nivel nacional y local mediante clases públicas, asambleas, cortes, marchas, debates, intervenciones artísticas, carpa itinerante, volanteadas, y ollas populares.

Asamblea estudiantil resuelve levantar la toma de la Facultad de Humanidades

El recorte presupuestario hacia las universidades nacionales, la reducción del Ministerio de Ciencia y Tecnología a una secretaría, el retraso en el envío del dinero perteneciente al presupuesto actual que necesitan las universidades para seguir funcionando, son algunos de los motivos de la protesta.

Finalmente requirieron la destitución de la conducción Centro de Estudiantes "al no representar y no participar en la lucha del movimiento estudiantil" en defensa de la educación pública y ratificaron que el órgano máximo de decisión y definición estudiantil es la asamblea general.