Bolivia todavía mira con recelo la presencia del Ejército en La Quiaca

El diario El Deber, de Santa Cruz de la Sierra, preparó un informe especial que titula "Un puesto militar argentino opera a 7 kms al sur de Bolivia"

Ministro boliviano de Defensa, Javier Zabaleta
Ministro boliviano de Defensa, Javier Zabaleta

El ministro de Defensa del Estado Plurinacional de Bolivia, Javier Zabaleta, manifestó que al Gobierno de su país le "preocupa la presencia de militares norteamericanos comandando a las tropas argentinas", dicho esto en referencia al despliegue de efectivos del Ejército Argentino en la ciudad de La Quiaca como parte de las acciones diagramadas en el marco del Plan de Fronteras Protegidas dispuesto por el Poder Ejecutivo Nacional.

Como se recordará, el pasado 17 de agosto el presidente Mauricio Macri llegó a Jujuy para activar el primer operativo de dicho plan, que en la práctica fue poner oficialmente en servicio un escuadrón compuesto por cincuenta efectivos con asiento en el Regimiento de Infantería 20 "Cazadores de los Andes" que colaborarán en las tareas de lucha contra el narcotráfico y otros ilícitos fronterizos.

El presidente Mauricio Macri y el gobernador Gerardo Morrales, dialogan con los efectivos del RIM 20 apostados en La Quiaca, en ocasión de ser puesto en marcha el Plan de Fronteras Protegidas.
El presidente Mauricio Macri y el gobernador Gerardo Morrales, dialogan con los efectivos del RIM 20 apostados en La Quiaca, en ocasión de ser puesto en marcha el Plan de Fronteras Protegidas.

El presidente boliviano Evo Morales había manifestado entonces que con estos movimientos Argentina buscaba amedrentar a su país, dijo que en estas maniobras militares estaban involucradas tropas norteamericanas y consideró amenazante esa presencia a escasos kilómetros de la línea de frontera.

En línea con esto, su ministro de Defensa, Javier Zabaleta, en declaraciones que reproduce el diario El Deber, de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, opinó que el establecimiento de las tropas argentinas a tan poca distancia de la ciudad boliviana de Villazón no es un reflejo de "las buenas relaciones de nuestros pueblos", aunque expresó su confianza en que esta situación no afectará las relaciones entre ambos países.

No obstante, Zabaleta dejó entrever su punto de vista en cuanto a que "se puede combatir de otras formas el crimen organizado sin la necesidad de militarizar la frontera", interpretó El Deber.

Cabe señalar que el medio gráfico santacruceño desplazó hasta el departamento fronterizo Modesto Omiste un enviado especial que cruzó el puente internacional "Horacio Guzmán" para indagar en La Quiaca acerca de la presencia de los militares argentinos en la zona y en ese cometido tomó el testimonio de un jefe militar argentino que negó cualquier sesgo amenazante para con el vecino país, y entrevistó al intendente quiaqueño Miguel Tito, quien también rechazó de plano las sospechas de las autoridades bolivianas.