Palpalá volvió a movilizarse pidiendo justicia para las recientes cuatro víctimas.


Familiares, amigos y vecinos de las dos jóvenes asesinadas en los últimos días en la ciudad de Palpalá -situada a 14 km de San Salvador de Jujuy- marcharon este martes por la tarde en reclamo de justicia por las víctimas y pidieron “que ningún caso quede impune”.

La movilización se inició alrededor de las 18:30 y llegó hasta una rotonda en el ingreso a esa ciudad donde, pasadas las 20:00, se encendió velas en memoria de Iara Rueda (16), Gabriela Cruz (24), Roxana Mazala (32) y Cesia Reinaga (20), las cuatro mujeres asesinadas en Jujuy en el mes de septiembre.

“Paren de matarnos”, “Ni una menos” y “Vivas nos queremos”, son algunas de las expresiones que se pudo observar en las pancartas y carteles de los manifestantes.

La Multisectorial de Mujeres de Jujuy y otras organizaciones de diferentes puntos de la provincia acompañaron el reclamo de las familias de las víctimas.

La columna de vecinos de la ciudad y de integrantes de organizaciones feministas y políticas, fue encabezada por los padres de Rueda, la adolescente que estuvo cinco días desaparecida y fue hallada semienterrada en un descampado de la ciudad.

“Queremos que no quede ningún casi impune. Pedimos que nos sigan apoyando y que haya justicia”, dijo el padre de Iara, Juan José Rueda, agregando que también se pedía por otras personas que se encuentran desaparecidas.

En ese marco exigió “que empiecen a trabajar y hacer lo que tienen que hacer. Basta de protocolos. El que no quiera trabajar que se vaya a su casa”, al pedir por un accionar más eficiente por parte del Estado y de la Justicia provincial.

En el trayecto, la marcha se detuvo frente a un mural pintado en un local comercial donde trabajan los padres de Iara, donde un artista de la ciudad retrató a la adolescente y dejó grabada una frase que ella había hecho suya, según relató la madre, al apreciar entre lágrimas y mucho dolor la pintura y asegurar que “siempre va a estar allí presente”.

Los padres, familiares y amigos de la adolescente Iara Rueda encabezaron la marcha este martes en Palpalá.

Además de pedir justicia por las cuatro mujeres asesinadas recientemente en Jujuy, también se recordó a Katherine Vilte Mamaní (16), adolescente asesinada en la misma ciudad en 2011 y “hasta el día de hoy no se sabe nada de lo que pasó”, manifestó visiblemente conmocionada la madre.

También se pidió por personas sobre las que hace tiempo no se sabe nada de su paradero, entre ellas Rosalía Quiroga, desaparecida desde el 2014, y Leandro Bravo, desaparecido hace un año.

En lo que va del 2020, según datos del Consejo de la Mujer de Jujuy, ocurrieron ocho femicidios en la provincia, cuatro de ellos registrados entre el pasado 8 de septiembre y el 1 de octubre, la mayoría en medio de denuncias por desaparición.

Jujuy ya duplicó la cantidad de crímenes contra mujeres que registró en 2019 y se ubicó nuevamente como la provincia con la tasa de femicidios más alta del país, según un reciente informe de la organización Mumalá.




Comentarios