Después que se decretara en la provincia el retroceso a la fase 1 de la cuarentena, autoridades de todos los niveles han coincidido en resaltar la importancia de que la comunidad observe estrictamente el aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO) para evitar contagios, situación que desde hace tiempo los usuarios del transporte urbano de pasajeros vienen denunciando que no se cumple en unidades de diferentes líneas que circulan por la ciudad.

Tal como puede verse en innumerables videos publicados en las redes sociales por usuarios que en su mayoría utilizan los servicios que unen el barrio Alto Comedero con el casco céntrico, en muchos casos no se respeta el distanciamiento social, como tampoco se observa la prohibición de que viajen pasajeros parados en los colectivos.

Tomando cartas en el asunto, inspectores de la Dirección General de Tránsito y Transporte de la Municipalidad de San Salvador de Jujuy salieron a realizar tareas de control en las líneas de colectivos "a los fines de verificar el cumplimiento de la disposición del COE provincial y municipal que prohíbe el viaje de personas paradas en las unidades en el marco de prevención por la pandemia", tal como señalaron fuentes oficiales.

El municipio instó "a los choferes de ómnibus y empresarios del transporte a acatar las resoluciones y normativas establecidas, ya que estamos en emergencia sanitaria por el Covid-19", dijo Frías.

Al respecto, el director general de Tránsito y Transporte, Fernando Frías, confirmó que como resultado de estos controles para evitar la aglomeración de pasajeros, este miércoles los inspectores de su área "detectaron dos colectivos en los cuales venían pasajeros parados", por lo que "labraron las actas de infracciones por no acatar la disposición de bioseguridad que dispone que no pueden viajar personas sin asientos".

En ese sentido el funcionario exhortó a los usuarios "evitar ascender a las unidades que tengan ocupados la totalidad de los asientos, teniendo en cuenta que se encuentra prohibido viajar parados porque corren riesgo (de contagio) al estar más personas de lo debido".

En lo que respecta a la responsabilidad de los choferes, advirtió  que "deberán acatar las órdenes impartidas ya que estamos en una emergencia sanitaria", remarcó.

Como es de rigor, los controles "se realizan en forma sorpresiva -dijo Frías- en los puntos de paradas de los recorridos o terminales de las líneas".