Un grupo de mujeres australianas presentará una demanda conjunta contra la aerolínea Qatar Airways y otros supuestos responsables por un examen ginecológico al que fueron obligadas a someterse en Qatar en octubre de 2020, según confirmaron este lunes a EFE fuentes legales.

Qatar Airways obliga a 13 mujeres australianas a quitarse la ropa interior y realizarse exámenes ginecológicos

Tras encontrarse un bebé en un baño del aeropuerto de Hamad, en Doha, las autoridades obligaron a varias pasajeras, incluidas al menos 13 residentes y ciudadanas australianas, a sacarse la ropa interior para someterse a exámenes ginecológicos sin su consentimiento y sin ser informadas del hallazgo del recién nacido.

La demanda, que denuncia el trato vejatorio en el examen realizado antes de abordar un avión a la ciudad australiana de Sídney, será presentada en las próximas semanas ante el Tribunal Supremo del estado de Nueva Gales del Sur contra la aerolínea, así como la autoridad de aviación civil de Qatar y el aeropuerto en Doha.

AVIÓN. De Qatar Airways (Gerard van der Schaaf/A7-ALA/Commons.wikimedia.org).

“Vamos a argumentar que las mujeres fueron falsamente encarceladas, que fueron agredidas y hubo daños psicológicos como resultado de lo que les ocurrió”, explicó a Efe el abogado Damian Sturzaker, del bufete legal Marque Lawyers de la ciudad de Sídney.

Preocupación en Australia por el incómodo momento que vivió un grupo de mujeres australianas en Doha

El incidente causó la preocupación de la ministra australiana de Exteriores, Marise Payne, quien informó entonces de que el Ejecutivo de Camberra había “tratado directamente con las autoridades de Qatar” sobre este “conjunto de incidentes, muy perturbadores, ofensivos y preocupantes”.

Sturzaker explicó que la demanda contra la aerolínea se amparará en la Convención Internacional de Montreal que contempla indemnizaciones por problemas en el desplazamiento de pasajeros y carga entre los países firmantes.

El abogado explicó que si bien esta Convención pone un límite de indemnización de unos 210.000 dólares australianos (154.151 dólares o 34.569 euros) por cabeza, este monto se elimina si se prueba legalmente que hubo “negligencia” o se contravino la obligación de cuidar a los pasajeros.

Sturzaker subrayó la importancia de proteger a las mujeres del país oceánico en Qatar, donde rige una versión conservadora del Islam, ante el próximo Mundial Qatar 2022 al que acudirán miles de turistas.

Las demandantes, agregó el abogado, “están preocupadas de que no se haya tomado ninguna medida para prevenir que ocurra un incidente como este nuevamente” contra las mujeres que viajan por Qatar.

Con información de EFE.