Nació Damián, el habitante número 8.000 millones de la historia del planeta

Bebé recién nacido
Bebé recién nacido Foto: SerPadres.es

El bebé llegó al mundo en Santo Domingo, República Dominicana, y marcó un hecho histórico en la Humanidad.

8.000 millones de habitantes en el planeta, ese es el número oficial que hay en la actualidad de personas viviendo en la Tierra, y Damián, un bebé recién nacido en República Dominicana, tiene el “privilegio” de haber sido quien le da entidad a ese número.

Damián, el bebé que tuvo el "honor" de ser el habitante 8.000 millones.
Damián, el bebé que tuvo el "honor" de ser el habitante 8.000 millones. Foto: EFE/Orlando Barría

El nacimiento de este niño era muy esperado, por lo que representaba, en números, su llegada al mundo. Con 2,770 kilos y 52 centímetros, se encuentra en perfecto estado de salud y este martes, en una cínica de Santo Domingo, se convirtió en el habitante número 8.000 millones del planeta.

La maternidad Nuestra Señora de la Altagracia, de la capital dominicana, tuvo la responsabilidad de hacer que Damián naciera. El doctor Michael Trinidad fue el responsable de asistir a su madre, Damaris Ferraris, de 35 años, en el parto.

En cuanto a crecimiento demográfico, la llegada de Damián marcó un hito sin precedentes. La otra cifra “redonda” se dio 11 años atrás, en 2011, cuando la población mundial alcanzó los 7.000 millones.

Las estimaciones calculan que para el año 2100, la cantidad de personas viviendo en la Tierra será de 10.400 millones.

Pero lo cierto es que también se estima que luego vaya decreciendo la cifra, debido a que la tasa de fecundidad es cada vez menor. En contrapartida, la esperanza de vida es cada vez mayor. Como tendencia, las mujeres suelen vivir más años que los hombres.

El bebé tiene buen estado de salud y nació en República Dominicana.
El bebé tiene buen estado de salud y nació en República Dominicana. Foto: EFE/Orlando Barría

Momento histórico y el mensaje de la ONU

El nacimiento de Damián fue un hecho histórico que quedará conservado para siempre, y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) decidió hacer de este momento un mensaje simbólico que lleve esperanza a la humanidad.

“Significa mucha esperanza para que a todos los niños que nazcan en este planeta los recibamos con condiciones”, comentaron.

Temas Relacionados