Kyle Rittenhouse fue absuelto de los cargos que afrontaba por matar cuando tenía 17 años a dos personas durante las protestas que se desarrollaron en Estados Unidos bajo el marco de “Black Lives Matter”. El hecho ocurrió en el estado de Wisconsin en agosto de 2020.

El joven tenía cinco cargos imputados, entre los que figuraban homicidio intencionado en primer grado e intento de homicidio intencionado en primer grado, por eso se arriesgaba a pasar 60 años en la cárcel.

Tras varios días de deliberación, el jurado en el caso de Kyle Rittenhouse lo declaró inocente. (Foto: AP)

Tras conocerse el veredicto, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pidió calma al pueblo estadounidense a través de un comunicado, donde el mandatario se refirió al sentimiento que se generó tras la absolución del joven: “Ha sumido a muchos estadounidenses en la ira y la preocupación, incluyéndome a mí”.

Luego agregó: “Hago un llamado a todos para que expresen sus opiniones de manera pacífica, en el respeto de la ley”.

Joe Biden retoma la presidencia

El comunicado fue publicado tras conocerse que el presidente de Estados Unidos retomó sus funciones, las cuales habían sido transferidas por poco más de una hora a la vicepresidenta Kamala Harris mientras estaba bajo anestesia para un procedimiento de colonoscopia que, según informó el viernes la Casa Blanca, era de rutina.