Las autoridades austríacas anunciaron que en este país del centro de Europa se volverá al confinamiento nacional debido al avance de la pandemia de COVID-19. Asimismo, Austria busca posicionarse como el primer país de este continente en hacer obligatoria la vacuna.

Gente haciendo fila para vacunarse en la catedral de St. Stephen en Viena, este viernes 19 de noviembre. Foto de Lisa Leutner/AP.

De esta manera, se estima que para el 1° de febrero de 2022 el requisito de tener aplicada la vacuna ya sería obligatorio. Hay que tener presente que en la actualidad, solo el 65% de la población austríaca está inmunizada con el esquema completo, siendo el porcentaje más bajo de toda la Unión Europea.

¿Cuándo comienza el confinamiento en Austria?

Este confinamiento que plantea el gobierno austríaco será el primero en llevarse a cabo en este otoño europeo. El mismo comenzará a partir de este lunes 22 de noviembre, y se extenderá mínimamente por 10 días.

El canciller Alexander Schallenberg, mantuvo diálogo con la prensa y dejó entrever que este mismo confinamiento podría llegar a extenderse por 20 días en caso de ser necesario.

Estos anuncios se dan en el contexto del inédito caso de Austria, que ya impuso medidas de encierro para todos los mayores de 12 años que no están completamente vacunados contra el coronavirus.

De esta manera, este Estado de Europa Central volverá a tener un confinamiento muy intenso por mínimo 10 días, a pesar de las protestas de un grupo de la sociedad, principalmente por oponerse a la obligatoriedad de la vacuna.

Los no vacunados, confinados

Desde el pasado 15 de noviembre rige en Austria la medida que le impone un confinamiento a los adolescentes y adultos mayores de 12 años que no cuentan con el esquema de vacunación completo.

Solo se les está permitido salir por razones limitadas y de emergencia, existiendo un control bastante estricto para que se cumpla esta medida.

Aquellos mayores de 12 años que no están completamente vacunados, deben permanecer confinados en Austria. Foto Orlando Pelichotti/Los Andes.

De todos modos, el ministro de Salud de Austria, Wolfgang Mückstein, expresó que tanto jardines como escuelas permanecerán abiertos durante el período que dure el próximo confinamiento nacional.

A lo que Schallenberg se expresó diciendo que si así lo deseasen, los padres de esos niños que asistan a las escuelas podrán estar habilitados de retirarlos: “Esto siempre es un desafío, para todas las familias”.

Cabe recordar que durante el primer confinamiento de Austria, las escuelas y jardines de infantes permanecieron cerradas.

El ministro de Salud austríaco, Mückstein, también resaltó la importancia del uso de mascarillas FFP2 en todos los lugares cerrados y agregó que existe la posibilidad para todos los empleados de solicitar poder trabajar de forma remota, en los casos que esto sea posible.

Y el propio Mückstein anunció que una vez que se levante el confinamiento nacional, esta medida continuará vigente para los austríacos que no tenga el esquema completo. El objetivo, según el funcionario, es evitar una “quinta ola”.

El cuarto confinamiento de Austria

Este confinamiento, cuando se ponga en práctica a partir del próximo lunes 22 de noviembre, será el cuarto por el que deba atravesar este país europeo.

El mismo generará el cierre de restaurantes, eventos culturales y de todo tipo, y también los comercios, a excepción de los de bienes esenciales, tales como salud y comida. Sin embargo, las instituciones educativas como los colegios, jardines de infantes y guarderías, permanecerán abiertos.

Respecto de la vacunación obligatoria para todos los residentes en el país a partir de febrero de 2022, el canciller federal Alexander Schallenberg, expresó su opinión: “Hemos adoptado una decisión muy difícil, nos vemos obligados a adoptar una vacunación obligatoria a partir de febrero de 2022″,

Austria se prepara para un confinamiento a nivel nacional a pesar de las protestas de un grupo de la población. Foto AFP.

Y agregó: “A pesar de los meses de persuasión, no hemos conseguido convencer a suficientes personas para que se vacunen”. Estas palabras se dan en el marco de la actual sobrecargas de las instituciones sanitarias y las unidades de cuidados intensivos.

El jueves pasado, el ministerio de Sanidad austríaco reflejó las nuevas cifras de contagios en el país que alcanzaron a los 15.145 nuevos casos en las últimas 24 horas, con 55 muertos por COVID-19.

La cifra total de muertes en Austria se eleva así a 11.903 personas.