Una disputa local en Inglaterra llegó a los titulares de todo el mundo. Graham e Irene Lee, una pareja de 70 años, contrataron a un podador para cortar la mitad de un abeto de 25 años que compartían con sus vecinos.

// Mira también: Quién es Mako, la princesa de Japón que abandonó la familia real para casarse con un plebeyo

El principal problema pasó cuando la pareja discutiera con Bharat Mistry, de 56 años, por el árbol que atraía a las palomas, que hacían ruido y dejaban todos los residuos en la entrada de la casa, en la localidad de Waterthorpe, Sheffield.

Así quedó el árbol de la pequeña localidad de Waterthorpe

Según informó el diario británico The Sun, los Lee mantuvieron su decisión, pero ahora con un clima más calmo entre ambos vecinos. “Todo se calmó ahora. Ocurrió hace meses. Causó mucho malestar en ese momento, pero todos están tratando de seguir adelante”, explicaron.

El árbol se transformó en una de las atracciones turísticas de Waterthorpe

En un comienzo, Mistry, dueño de la otra casa, se había enojado con la poda: “El árbol estuvo allí durante 25 años y lo habíamos recortado en forma de bola con el acuerdo del vecino y había quedado conforme”.

// Mira también: Sudáfrica: un elefante mató a un cazador furtivo en un parque nacional

Ahora, ambas familias vecinas se saludan cordialmente, pero el señor Mistry dijo que es “una lástima que haya llegado a esto”. Fue tal la resonancia de la noticia, que desde que se hizo público en Inglaterra, muchas personas pasan para ver el árbol como atracción turística.