Durante esta noche del jueves 18 de noviembre y la madrugada del viernes 19, varios países de América pudieron ser testigos del eclipse parcial de luna llena más extenso que se tiene registro desde el año 1440.

La luna, cubriéndose parcialmente al inicio de un eclipse. Foto AP.

Este eclipse parcial de Luna se pudo observar durante el tiempo de 3 horas y 28 minutos, convirtiéndolo de esta manera, en el eclipse más largo de nuestro siglo. Pero, ¿sabés cuándo serán los próximos eclipses?

Cuándo serán los eclipses en 2022

Según detalló la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), el 2022 traerá consigo la posibilidad de avistar cuatro nuevos eclipses-

Las fechas de los mismos son:

  • 30 de abril de 2022. Será un eclipse solar parcial y el primero del año.
  • 16 de mayo de 2022. Va a ser un eclipse total de luna y también contará con las características de una luna sangrienta, al teñirse de color rojo y anaranjado.
  • 25 de octubre de 2022. En esta fecha tendrá lugar un eclipse de sol parcial, siendo el segundo que se registrará en 2022.
  • 8 de noviembre de 2022. Está pensado que sea el último del año, en este caso, un eclipse total de luna.
El fenómeno del eclipse de sol, a diferencia del lunar, debe ser visto con protección para los ojos. Foto AP

Eclipses 2022: Desde dónde podrán ser vistos

Si una persona desea poder apreciar de forma directa los cuatro eclipses que tendrán lugar en 2022, deberá viajar mucho y alrededor de todo el planeta, porque los mismos serán visibles desde distintos continentes.

Los lugares donde se podrán ver son:

  • 30 de abril de 2022. Será visible en el sur de Sudamérica, en parte de la Antártida y además sobre los océanos Atlántico y Pacífico.
  • 16 de mayo de 2022. Podrá observarse en Norteamérica y Sudamérica, además de en Europa, África y en algunas regiones de Asia.
  • 25 de octubre de 2022. Estará enfocado en Europa, Medio Oriente, el oeste de Asia y el norte de África.
  • 8 de noviembre de 2022. Este último eclipse del 2022 podrá verse en Australia, Asia, Norteamérica, la mayor parte de Sudamérica y el este de Europa.

De esta manera, lo que se prevé es que de los cuatro eclipses del 2022, tres de ellos podrán ser avistados desde Sudamérica.

Los eclipses, una costumbre muy antigua

Según detalló la NASA en una publicación: “Los escritos más antiguos que muestran que las personas prestaban atención a los eclipses tienen alrededor de 4.000 años de antigüedad”.

Y la misma publicación detalla: “Los registros antiguos chinos (en particular, el Shu Ching) del eclipse solar que ocurrió (probablemente) el 22 de octubre del año 2134 antes de la era común, incluyen un pasaje que en inglés significa “el Sol y la Luna no se encontraron armoniosamente”.

Y luego la NASA resaltó que en la antigüedad, “los eclipses solares eran acontecimientos de proporciones mágicas y maravillosas”.

Pero gracias a los avances tecnológicos actuales, se los puede comprender mucho mejor, explicando los sucesos físicos que ocurren e incluso llegando a estudiarlos con mayor detalle.

Cómo fue el el último eclipse parcial de Luna

Este jueves 18 por la noche y el viernes 19 a la madrugada, el continente americano pudo apreciar el eclipse parcial de luna más largo de nuestro siglo.

Fue visible desde Argentina, además de México, Canadá, Estados Unidos, Venezuela, Colombia, Ecuador, Bolivia, Chile y Perú. Y tuvo una duración de 3 horas y 28 minutos.

La foto del eclipse parcial lunar más largo de nuestro siglo. Foto AFP.

En nuestro país, el mismo comenzó aproximadamente a las 3.02 de la madrugada. En ese momento y de forma paulatina, la Tierra comenzó a cubrir de a poco a la luna.

Para las 6.02 de la mañana de este viernes, se dio el punto máximo del eclipse parcial de luna, cuando el satélite natural se ubicó en el centro de la sombre de nuestro planeta.

Durante el eclipse, la luna adquirió tonalidades rojizas y anaranjadas. Foto La Voz/Pexels.

Fue allí cuando se la pudo apreciar con un tono rojizo anaranjado más intenso. Lo que se pudo calcular es que la Tierra llegó a cubrir la visión de la luna en un 97,4%.