Los técnicos del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) que trabajan con productores ubicados en cercanías de la ruta nacional 12 compartieron una jornada de capacitación, en Puerto Esperanza.

El ingeniero agrónomo Matías Bazila, del Área Técnica del INYM explicó que “el objetivo es conocer y multiplicar las prácticas que evitan la erosión hídrica, y que mitiguen el daños de los rayos de sol en verano”.

La jornada de capacitación que se realizó en Puerto Esperanza abarcó una clase teórica y concluyó con la construcción de camellones en los caminos internos de la chacra, con pozos en las laterales, de forma tal que cada vez que llueve el agua se frene en ese lugar, no continúe arrastrando tierra, e infiltre en el suelo que está en el yerbal”, detalló Bazila.

Además se habló acerca de la sistematización de suelos y de caminos, y eso abarca cobertura verde tanto espontánea como implantada, la combinación con otros árboles nativos en la misma superficie de yerba, trabajos con curvas de nivel, de forma tal que se propicie aporte de materia orgánica y la permanencia del agua, la permanencia de la humedad en el suelo.