En el Bachillerato N° 3 de la localidad de Andresito, docentes realizan una toma en reclamo de mejoras de las condiciones edilicias del edificio escolar.

Los docentes expresan “Tomamos la escuela en defensa de la educación” que también comentan que a consecuencia de las precarias instalaciones, son 330 alumnos quienes aún no retomaron la presencialidad.

El Bachillerato es el primer colegio en brindar el nivel medio cuando comenzó a funcionar hace 39 años, y desde 1985 funciona en el mismo edificio, que durante más de tres décadas fue reparado por los padres mediante las comisiones cooperadoras.

Sin embargo, debido a las pésimas condiciones edilicias actuales los alumnos no pueden regresar a la presencialidad. Es urgente la remodelación del lugar o la adquisición de un nuevo edificio escolar.

Los docentes reclaman acciones que brinden a los estudiantes las comodidades mínimas que garanticen la calidad educativa y resguardo sanitario.

En las instalaciones del bachillerato se observa sectores donde el cielorraso se cae, también instalaciones eléctricas que representan un peligro, además de sanitarios totalmente deteriorados.

Por esta situación que se hace insostenible, los docentes procedieron a tomar la escuela, sabiendo la importancia que es que los alumnos regresen a la presencialidad.

Afirman que la medida se extenderá hasta tanto las autoridades del Ministerio de Educación se acerquen con respuestas concretas.

La vicedirectora Mabel Salum expresó que “Ayer recibimos la visita de dos funcionarios quienes manifestaron que para la próxima semana estaría la empresa trabajando, pero los docentes decidieron extender la medida hasta tanto nos presenten un compromiso certero mediante la firma de algún acta”.

Fuente: El territorio