Los vecinos utilizan los pasos informales y en la ciudad braslera limítrofe hay 300 casos positivos.


Dada la reciente aparición de nuevos casos positivos de Coronavirus en la localidad de Andresito, el intendente Bruno Beck indicó que se dió por el tráfico clandestino que se genera en las fronteras con Brasil. El mandatario, sumamente molesto, apuntó hacia los vecinos que utilizan los pasos informales para moverse a través de la frontera.

En los últimos días se registraron varios nuevos casos en el mencionado municipio, al respecto, Beck explicó en diálogo con Radio Nacional Iguazú, que “Hay que tener en cuenta que acá nomás, en Capanema (localidad fronteriza con Andresito) hay 300 casos de coronavirus”. Además destacó que en toda la zona, donde la frontera es mayormente monte, únicamente hay siete gendarmes que la custodian.

Recientemente y debido a los nuevos casos, las autoridades locales decidieron endurecer las medidas de prevención que se habían dictado. El intendente informó que se dará un paso hacia atrás con algunas actividades como el fútbol, y en relación a esto dijo que “sabíamos que hace algunos días se había liberado lo que era el fútbol siete, pero nosotros tomamos la decisión de suspender esa actividad porque es más complicado el control con lo que es al aire libre”.

También aclaró que en cualquier actividad en interiores, el control puede ser mejor llevado a cabo. En estos entornos “nosotros limitamos los procesos, los protocolos, ya reducimos la cantidad de personas. los cuidados de bioseguridad se volvieron más estrictos. Las personas que ingresan deben tener un turno programado y tienen máximo diez minutos antes y diez minutos después de su turno para permanecer en el lugar y una determinados horarios se retiran para proceder a la desinfección de las áreas comunes” concluyó el jefe comunal.




Comentarios