El plasma será utilzado para ayudar a los misioneros que todavía están en tratamiento con la enfermedad.


Nuevamente volvió a donar plasma Luis Franco, de 27 años, el joven que trabajaba como guardia de colectivo en la repatriación de argentinos que ingresaban por Puerto Iguazú, cuando contrajo Coronavirus. El plasma será utilzado para ayudar a los misioneros que todavía están en tratamiento con la enfermedad.

“Cuando vi que estaba siendo útil eso, la verdad que para mí fue un gusto, me sentí lleno de orgullo”, mencionó Luis que regresó al banco de sangre y nuevamente donó plasmas.

El joven que contrajo el virus en la zona de frontera, contagió a su madre y ambos realizaron el tratamiento en el hospital Samic de Puerto Iguazú y finalizaron con el alta médica.

El plasma es la porción líquida de la sangre donde se encuentran suspendidos los glóbulos rojos, los blancos y las plaquetas. El mismo posee una cantidad de proteínas muy importantes, donde se encuentran los anticuerpos. Es decir, el plasma de pacientes recuperados tiene anticuerpos que desarrollan para expulsar la enfermedad, si un enfermo recibe estos anticuerpos es fundamental para su defensa y poder así batallar al virus. Por lo general, el plasma se aplica a los pacientes graves.




Comentarios