Luego del reclamo de Iguazú, finalmente no se permitirá el ingreso de turistas desde el exterior.


Finalmente y tras los reclamos desde Iguazú, el gobierno nacional cerró el ingreso al país en todas sus fronteras desde la medianoche de este viernes. La medida tendrá vigencia hasta el 31 de marzo e incluirá pasos fronterizos internacionales, puertos, aeropuertos y centros de frontera y era un reclamo sostenido desde Puerto Iguazú donde en una semana más de 9 mil turistas ingresaron desde Brasil, lo que alertó a las autoridades municipales sobre un posible brote de la enfermedad.

El Gobierno, a través del Ministerio del Interior, se reservará el poder para prolongar la medida más allá del 31 de marzo. Además se encargó de aclarar que quedarán exceptuadas aquellas personas que están actualmente en vuelo hacia la Argentina, es decir que por tierra no se podrá ingresar al país.

El decreto ordena a la Cancillería a tomar “las medidas pertinentes a efectos de facilitar la atención de las necesidades básicas de los nacionales argentinos o residentes en el país que no pudieran ingresar al territorio nacional” por el cierre de fronteras.

El lunes, el gobierno municipal de Iguazú informó el cierre de sus fronteras e incluso en el transcurso de los días siguientes llegó a bloquear el acceso al centro de frontera, mediante retenes.




Comentarios