Nuestra ciudad corre gravísimos riesgos, de continuar el paso de casi mil personas diariamente, ingresando a nuestro país", indicó el intendente.


Ante la emergencia sanitaria, la ciudad de Puerto Iguazú se volvió uno de los principales puntos de ingreso al territorio argentino. Una vez que los cientos de ciudadanos hacen su ingreso al país, se quedan varados, generando gran concentración de personas venidas del exterior. Por ello, el municipio ha decidido ayer cortar definitivamente el ingreso y ha solicitado “puentes” aéreos de repatriación.

“Nuestra ciudad corre gravísimos riesgos, de continuar el paso de casi mil personas diariamente, ingresando a nuestro país (desde Brasil y el exterior), en razón de ello ya se ha decidido por el gobierno municipal de Puerto Iguazú, prohibir el ingreso de más turistas, a fin de resguardar la salud de la población” indicó el intendente Claudio Filippa.

Este miércoles el ejecutivo municipal solicitó al cónsul argentino en Foz, Roberto Ramón Lafforgue, que gestione ante las autoridades nacionales, “puentes” aéreos desde el aeropuerto de Foz do lguazú a los Aeropuertos de Ezeiza y/o Aeroparque de nuestro país.

“Nuestra ciudad corre gravísimos riesgos, de continuar el paso de casi mil personas diariamente, ingresando a nuestro país, en razón de ello ya se ha decidido por el Gobierno Municipal de Puerto Iguazú, prohibir el Ingreso de más turistas, a fin de resguardar la salud de la población”, indica el documento.

El gobierno municipal ha prohibido la circulación de ómnibus de traslado a cualquier parte del país, incluido al aeropuerto de nuestra ciudad.




Comentarios