El obispo Marcelo Martorell informó que la medida está en línea con las disposiciones emitidas por Nación y la provincia para evitar contagios de coronavirus.


La diócesis de Puerto Iguazú suspendió todas las actividades por tiempo indeterminado, hasta de las misas, para acompañar las medidas nacionales y provinciales que buscan minimizar el riesgo del contagio del coronavirus.

El obispado emitió un comunicado para explicar que la suspensión de las actividades fue tomada en una reunión extraordinaria del concejo de Consultores y Concejo Presbiterial. Igualmente las capillas y parroquias estarán abiertas y los fieles podrán solicitar misas por los fallecidos o cuestiones particulares.

El comunicado consigna además que la misa Crismal, prevista para el 8 de abril, será celebrada sin público debido a las medidas vigentes en la emergencia sanitaria.




Comentarios