No se permite el ingreso de vehículos particulares y todas las ventanillas están cerradas en el ingreso.


Este domingo entró en vigencia la resolución de la Administración de Parques Nacional mediante la cual se cerró totalmente la entrada de turistas al área Cataratas y el panorama se puede calificar como desolador si se compara con la cantidad de gente que habitualmente llega al lugar.

En el acceso al área, sobre la ruta, un retén de seguridad conformado por Guardaparques, la Policía de Misiones y Gendarmería Nacional impiden que los vehículos particulares puedan ingresar. Solamente pueden hacerlo aquellos vehículos de turismo que tienen órdenes de servicio para recoger o dejar pasajeros en el único hotel que está dentro del área, informó El Independiente Iguazú.

Las cajas está cerradas, lo mismo que los comercios. Las playas de estacionamiento están vacías. El panorama es poco usual para uno de los lugares más concurridos de la zona.




Comentarios