Muchas veces, el lugar de origen de una persona marca lo que es en su interior. Para Julián, su barrio no solamente se convirtió en su esencia sino que también es la fuente de inspiración de “SantoBarrio”, el emprendimiento que nació para glorificar los valores de su comunidad.

Julián tiene 27 años, nació y vivió toda su vida en el barrio guaymallino de Alimentación. El lugar del joven se convirtió en algo mucho más que un barrio: se transformó en el lugar que le daría las alas para volar y crear su propio emprendimiento de ropa personalizada.

Los valores de su comunidad

Julián es un guaymallino de pura cepa, asegura que ama sus raíces. Hace 5 años nació SantoBarrio pero era una idea que estaba en su cabeza por más de 8 años, siempre pensando en buscar alguna manera que fusionará su pasión artística con el deseo de glorificar los valores de su comunidad.

“Siempre me gustó pintar, dibujar o agregarle detalles a mi ropa”, comenzó Julián, agregando que su único otro gran gusto era el sentimiento especial que tenía con su barrio.

De acuerdo al guaymallino, su inspiración se radicó en la esencia de su barrio: “El de conocer a los vecinos, de la solidaridad, el compañerismo que se aprende de chico estanco con los amigos, un picado en la plazita, charlar con el verdulero y ese tipo de cosas que se generaban ahí. Dije que iba a hacer ropa para el barrio y siempre remarcar esos valores”.

Muchas de sus prendas llevan frases como "Nunca me fui, siempre estoy llegando", haciendo alusión a sus sentimientos hacia el barrio. Foto: SantoBarrio

¿Y cuales son esos valores únicos del barrio? Según Julián sería la sencillez, humildad, fomento del amor, alegría, él compartir, solidaridad y respeto.

Son esos los valores que el guaymallino intenta trasladar a sus prendas. “Los diseños los hago yo y me gusta que tengan un breve mensaje, además de un dibujo”, explicó el joven.

Su deseo es poder ver que la ropa sea utilizada por las personas con las que te cruzas todos los días, que traen encarnados los valores del barrio como él.

Julián categoriza su emprendimiento como parte de la "industria barrial", porque es ropa hecha en el barrio. Foto: SantoBarrio

SantoBarrio

El nombre es sencillo pero tiene un gran significado para Julián a la vez. En palabras del joven: “Santo porque es quizás algo que está más allá de nosotros. Así veo al barrio que nos acobijó, el que nos forjó en sus valores”.

Julián expresa que no sabe en que pueda convertirse pero quiere mantenerlo en el mismo camino respetando la idea, cuidando de sus raíces. “Eso no lo negocio, porque es lo que me llevó a crear SantoBarrio”, detalló el joven.

Todos los diseños son hechos por Julián, inspirados en las raíces que generó en su lugar de origen. Foto: SantoBarrio

Si se da cuenta que cada vez más personas usan sus prendas y recibe más mensajes de apoyo a la “industria barrial” que lleva adelante.

“No hay más propaganda que el boca en boca, los calcos por la calle y así sin más que eso se ha esparcido. Desde ya es una locura lo que está generando para mí, tendiendo en cuenta que es todo callejero, no hay un local. Es arreglar y juntarse en algún lado, crear un vínculo con quien quiere sumarse a SantoBarrio”, concluyó el joven.