El operativo fue realizado este martes en el barrio Anhelado Sueño, donde había un niño y una niña de 8 y 9 años, encerrados con llave y rejas de seguridad. Vecinos del lugar habrían advirtido el supuesto abandono de los menores.


Ocurrió pasado el mediodía de este martes 11 de febrero, cuando la Comisaría Novena, ubicada en la zona, recibió el llamado de vecinos informaron la situación de posible abandono de  dos hermanitos, ambos con signos de discapacidad, quienes se encontraban encerrados en una vivienda.

Fue el personal de la Comisaría de Minoridad y Comisaría Novena, quienes en forma conjunta realizaron laa intervención en la vivienda del Barrio Anhelado Sueño. Allí constatan la presencia de dos menores de 8 y 9 años de edad, en el interior de la misma, sin la presencia de adultos.

Los hermanitos se encontraban solos al momento de la intervención policial, manifestando a los policías que la mamá estaba en casa de un amigo.

La vivienda tenía sus puertas y ventanas con llave y rejas de seguridad, situación que motivó a los funcionarios policiales a dar aviso inmediato a las autoridades pertinentes –Copnaf, Ministerio Pupilar y Fiscal Titular. Este último, en conocimiento de los hechos autoriza el ingreso por la fuerza al domicilio, para salvaguardar la integridad de los menores.

A raíz de los hechos, se recabaron testimonios de los vecinos, quienes dieron cuenta que esta circunstancia había sucedido en reiteradas oportunidades, donde la madre se retiraba dejando los niños solos, sin el cuidado de un mayor responsable.

Los menores fueron examinados por el médico de Policía y se constató que ninguno de ellos presentaba signos de violencia ni lesiones. Y posteriormente se localizó un familiar directo –abuelo– que provisoriamente cuidará de sus nietos; no habiendo podido dar hasta el momento con la progenitora.




Comentarios