En el marco de la primera ola de coronavirus que azotaba al país y de la incertidumbre que esto generaba en la sociedad, se conoció en las últimas horas que un hombre profesional de la salud de Formosa, fue detenido y condenado a ejercer una pena por no llevar el barbijo puesto. Lo curioso e insólito del hecho es que lo culpan por no llevar el tapabocas colocado dentro de su vehículo en el que se transportaba solo.

//Mirá también: El Gobierno de Formosa consideró que el aumento de casos se debe a las protestas que se realizaron en su contra.

El concejal (Cambiemos), quien además es abogado, Miguel Montoya, representa legalmente al doctor Vicente Palacio, el profesional que fue detenido. Sobre el caso, el abogado comentó: “Vicente no acepta la condena, se declara inocente, porque estaría reconociendo su culpa y quiere que la jueza revea su inocencia. Tiene mucha razón porque el 8 de agosto del año pasado regía la DISPO y hay expertos que dicen que en vehículo particular no es necesario la utilización del barbijo”, comentó el letrado.

Además sostuvo que es insólito que en el medio de la segunda ola y del colapso de sistema de salud, se permita que un médico permanezca detenido 10 días en una comisaría. “Con sentido común, con criterio, esta situación debería ser revisada y ponerle fin en esta misma mañana”.

No obstante, la situación no solo es insólita sino también alarmante debido a que la causa presenta desde ya una condena firme que el profesional se niega a cumplir y que la Justicia, al parecer, se niega a rever.