Durante la semana, al menos uno de los hipermercados de la ciudad de Formosa expuso góndolas totalmente vacías y al respecto, con la reserva del caso, informaron que, debido a los controles sobre precios máximos, la decisión de es firma multinacional, es no comercializar determinados productos en Formosa en donde los valores exigidos casi los pone en precios a pérdida.

“Los inspectores de la Subsecretaría de Defensa al Consumidor, vienen con unos valores máximos que se estipulan en Buenos Aires pero que no consideran las fluctuaciones desde los centros de distribución hasta la sucursal de Formosa” explicó un referente.

Dijo además que resulta imposible hacerles entender que si aplicaran los precios que ellos quieren en algunos productos sería imposible tenerlos en stock, “No es desabastecimiento, es falta de stock para Formosa en algunos productos. Son decisiones gerenciales en donde lo que no se puede vender a los precios que impone el mercado en la provincia, se vende en otras sucursales en otras provincias”.

Los productos cárnicos también faltan de manera visibleweb

Por último, explicó que también se les suma las dificultades para el tránsito en la provincia y los problemas con el transporte. “Esperemos que la situación mejore porque el conflicto y la necesidad de recaudar no son para nada las políticas que tenemos para poder trabajar”.

Por su parte desde la Subsecretaría de Defensa al Consumidor trasmitieron tranquilidad al mencionar que no habrá desabastecimiento, ya que el tránsito interurbano sigue funcionando con medidas de prevención del Covid- 19, el corredor sanitario y los Permisos de Ingresos de Transportes de Cargas (TICSA), siguen vigente, expresaron que podría haber demoras normales por esta situación, pero no desabastecimiento.

Otras de los exhibidores vacíos son los de los lácteos y quesosweb

En este contexto no olvidaron que el Gobierno Nacional anunció el año pasado la aplicación de la Ley de Abastecimiento, por medio de la cual el Estado tiene autoridad para intervenir en casos donde las firmas compren materiales y los retengan con el fin de especular con los precios.