El ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, destacó el viernes pasado que en los tres años de gestión del presidente Mauricio Macri, casi un millón de argentinos se sumaron a la red de agua potable y un millón y medio a la red de cloacas.


Frigerio dijo que  de continuar ese camino “para fines del próximo periodo de gobierno el 100 por ciento de los argentinos tendrá estos dos servicios básicos”. “Estamos hablando de que todos los días más de mil argentinos se suman a la posibilidad de tener servicios públicos básicos. Todavía nos falta mucho y hay mucho millones de argentinos sin accesos a estos servicios básicos pero estamos en camino a que esto se pueda concretar”, señaló en declaraciones radiofónicas en el marco de la celebración del Día Mundial del Agua.

Con la realización de la obra, el líquido cloacal será tratado y volcado al Riacho de Oro.

En Formosa ya se terminó la construcción de la planta depuradora de líquidos cloacales. En la capital provincial, el sistema de desagües cloacales tiene una antigüedad promedio de 50 años y capacidad para abastecer la demanda de 60.000 habitantes.

En la actualidad se encuentra soportando más de 100.000 habitantes por lo que dicha insuficiencia en la capacidad de transporte ocasiona que no se escurran los desechos generados y que se desborden los líquidos cloacales en el interior de las viviendas y en la vía pública.

Con la realización de la obra, el líquido cloacal será tratado y volcado al Riacho de Oro, sin afectar las condiciones naturales de este, mejorando así la salud y calidad de vida de la población. En total, se benefician cerca de 230.000 personas con un monto de inversión del Gobierno nacional de cerca de 479 millones de pesos.






Comentarios