El gobierno reconoció el día de ayer ante la ola de rumores que no puede encontrar el punto de partida de los contagios en estas dos localidades del interior de la provincia.


El Consejo de Atención Integral a la Emergencia COVID 19 declaró la transmisión comunitaria el día de ayer en las localidades de Clorinda en la frontera con Paraguay y General Belgrano.

El motivo principal fue no poder determinar el punto de partida de los casos que se empezaban a detectar como positivos y a partir de este momento cualquier persona que presente dos o más síntomas se considerarán un caso sospechoso.

El personal de salud realizó las investigaciones relacionadas a los últimos casos positivos detectados para individualizar los contactos estrechos, como se realizó en la localidad de General Belgrano.

El epidemiólogo, Mario Romero Bruno, explicó que el sistema de salud provincial cuenta con tres herramientas claves para la pesquisa y el diagnóstico temprano de COVID: PCR, el estudio de serología y la detección rápida de antígeno.

“Por un lado, saben que venimos realizando hace bastante tiempo después que se descentralizó el diagnóstico el estudio de PCR en el Hospital de Alta Complejidad, en el laboratorio de biología molecular, así que sigue siendo el principal método de diagnostico confirmatorio, la PCR a partir de los hisopados nasal y faringe”, indicó el funcionario.

Y agregó: “También incorporamos, como un avance en el diagnóstico, el estudio de serología que es un test rápido que se hace con extracción de sangre y de esa manera se sabe si esa persona tuvo contacto con el virus días anteriores, porque detecta anticuerpos, que recordemos son dos: el IgM y el IgG”.

Por su parte, la tercera tecnología utilizada y que está validada por Nación, es la detección rápida de antígeno, que es un componente del virus. “Lo que hace este test es detectar ese componente, que tiene mayor sensibilidad entre el quinto y sexto día y si la persona presenta síntomas”, describió.

Con estas tres herramientas se llevaron adelante los estudios en Clorinda y Belgrano en estos últimos días; y a partir de tan sólo tres casos en la segunda ciudad y otros tres en la mencionada localidad, “no encontramos la punta del ovillo”; es decir, no se pudo detectar de dónde, específicamente, se contrajo el virus.

“Ante esta rápida investigación, que la hemos realizado también con el interrogatorio a las personas y es fundamental que nos digan dónde estuvieron y con quién estuvieron, pero al no tener la seguridad de dónde se contrajo el virus se hace esta declaración de transmisión comunitaria en estas dos localidades”, indicó.

Si no hacemos nada hoy para controlarlo, las curvas de transmisión pueden ser como en otros lugares muy empinadas o podrá ser de pocos casos mantenida en el tiempo hasta que aparezca la vacuna. Eso depende de la conciencia que tomemos cada uno de nosotros para evitar la transmisión de este virus”, manifestó Romero Bruno.




Comentarios