Se registró un hecho de violencia donde dos jóvenes quedaron demorados, fue el martes por la tarde en el barrio Siprosalud de la ciudad de Esquel.

Los sujetos huyeron de una pelea callejera y se refugiaron en el local comercial pidiendo ayuda, mientras que su agresor intentaba entrar a la pollería dándole patadas a la puerta.

Imagen ilustrativa.

Hubo un momento de tensión y nerviosismo porque los que ingresaron al comercio portaban armas blancas. La policía actuó de inmediato pero los jóvenes no quisieron realizar la denuncia ni tener asistencia médica, ya que uno de ellos tenía cortes en su rostro.

Minutos después de lo sucedido, la policía tuvo que dirigirse al domicilio de los dos demorados en el barrio Badén por un presunto incendio. Allí hallaron al padre de ambos, que afirmó que le habían tirado por la ventana una molotov, y la apagaron rápidamente. En el lugar intervino policía científica.