Los vecinos de la localidad de Puerto Piray solicitan a la Municipalidad que le otorgue la habilitación a una empresa prestadora del servicio para poder instalar una antena, que les provea de señal telefónica e internet a los barrios y que se solucione la problemática de falta de conectividad.

Alrededor de 100 familias viven en el kilómetro 7 sobre la Ruta Nacional N°12, pertenecientes al Barrio Santa Teresita y Barrio Baraco, que no cuentan con señal telefónica ni servicio de internet. Por esto, los vecinos solicitaron la autorización de la Municipalidad para que les permita contratar por sus propios medios a una empresa prestadora de los servicios.

A pesar de tener los permisos firmados y luego de que se instalara la antena obteniendo los mencionados barrios la conectividad, la Municipalidad intimó a la empresa a que retire sus servicios.

En diálogo con Misiones Online, Lorenzo Bareiro, vecino de la ciudad relató que “en esta zona suceden accidentes y para pedir ambulancias hay que salir corriendo a buscar señal. Los chicos no tienen internet, con la pandemia se complicó todo y no encontramos respuestas por parte del estado municipal”.

Ante la falta de respuestas, con lo que pudieron aportar entre vecinos lograron recaudar una suma de dinero que les permitió comprar una antena que les provea de los servicios.

“Compramos una torre homologada, nueva, que fue comprada en Buenos Aires. Los cálculos están hechos por ingenieros civiles matriculados y los planos fueron firmados por el Colegio de Ingenieros”, contó Bareiro. A pesar de esto y de que se encontraba instalada la antena, la empresa debió retirarse quedando así la torre que compraron los vecinos, sin uso.

Puerto Piray: vecinos exigen contar con conexión a internet y servicio de telefoníaGentileza: Misiones Online

En tanto, los vecinos se comunicaron con el intendente de Puerto Piray, Jorge Lezcano, quien habría dicho que se retire la empresa y que él iba a contratar otra para que en 25 días tengan señal.

“En el pueblo existen muchas empresas prestadoras de servicio que trabajan normalmente y no tienen los permisos que nos exigen a nosotros. Estamos peleando para tener señal, todo en paz y en armonía. No queremos cortar la ruta. Tenemos derechos”, manifestó.

Sumado a las familias afectadas, la Escuela N°859 tampoco cuenta con algún tipo de conectividad que le permita desarrollar las clases con normalidad, sobre todo, en el contexto de pandemia.

“La antena queda instalada, pero sin servicio. La empresa está decepcionada porque, en un momento, la Municipalidad les dijo que sí y ahora que se retiren”, concluyó Bareiro.