Luego de los dichos del intendente de Puerto Piray, Jorge Lezcano en donde hace responsables a la prestadora de servicio, la empresa Access Air de la falta de habilitación del servicio de internet y telefonía. Desde la empresa, en cambio, ratifican que han presentado la documentación correspondiente y no han obtenido la respuesta por parte del Municipio desde octubre del año pasado.

Hace algunos días se hizo público que los vecinos de la localidad reclamaban a la Municipalidad que otorgara los permisos correspondientes a la empresa Access Air, prestadora de servicio, para la instalación de la antena que brinde ambos servicios a los barrios Santa Teresita y Baraco.

Ante este pedido, Jorge Lezcano, jefe comunal se desligó de la situación por la falta de los servicio e hizo responsable a la empresa, alegando que los mismos no se presentaron a firmar los permisos necesarios para gozar de la habilitación.

Aníbal Gómez, socio de la empresa Access Air, dialogando con Misiones Online sostuvo que están “decepcionados con la gestión administrativa y con los dichos del jefe comunal. No entendemos por qué se manifiesta que nuestra empresa no es legal”.

A su vez, mencionó que la empresa fue contratada directamente por los vecinos, y posteriormente se realizó el análisis de viabilidad técnica para verificar si se podía proveer el servicio. A pesar de esto, ante un panorama de incertidumbre, desde la empresa le solicitaron una “ayuda económica” que sería retornada en la prestación de servicio y en las conexiones.

Una vez realizado el acuerdo con los vecinos, la compañía procedió a comprar la torre homologada a una reconocida empresa a nivel nacional; además, se contrató a un ingeniero mecánico que se encargó del análisis de seguridad de la estructura y el informe -carpeta técnica- fue presentado ante la Municipalidad.

Se mantiene el conflicto en Puerto Piray por la antena de la empresa Access AirGentileza: Misiones Online

Gómez asegura que “fuimos notificados de que estábamos en la administración en la instalación de la torre porque no contaban con la habilitación”. A su vez, añadió que la torre de 42 metros está emplazada en una chacra cerrada de tres hectáreas, al costado de la RN12 y se encuentra “alejada de cualquier instalación u obra civil”.

“No estábamos en conocimiento de que el dueño del lugar no era el titular, eso lo supimos cuando en parte de la documentación que nos solicitó el Municipio apareció que el terreno le fue dado en tenencia por el propio municipio”, señaló el empresario.

Una vez que tomaron conocimiento de esto, en junio del 2020, desde la empresa se acercaron, solicitaron la carpeta y se comunicaron con todas las entidades que fueron solicitadas por el Municipio, luego se presentó toda la documentación, incluso se inició la gestión del estudio de impacto ambiental que podría tener el proyecto.

“Nuestra empresa tiene licencia del ENACOM desde el 2016 como empresa prestadora de servicio Tics, tenemos la inscripción en Rentas, tributamos en la provincia y a nivel nacional, es todo legal y no fuimos notificados de que incurrimos en una ilegalidad”, sostuvo.

“Lamentamos por los vecinos, porque hace más de 12 meses que se le está postergando la posibilidad de tener conectividad. Pero nosotros no queremos incurrir en una ilegalidad, por eso le manifestamos a los vecinos que íbamos a esperar el consentimiento del Municipio”, comentó Gómez.

Finalmente, el empresario mencionó que se pusieron a disposición los recursos para que otra empresa habilitada por el municipio pudiera concluir la obra, para que las familias de los barrios involucrados puedan acceder a la conectividad; pero admitió que le gustaría saber por qué su empresa no está habilitada para operar en esa localidad de Misiones.

La palabra del intendente Jorge Lezcano

Lezcano afirmó que desde la Municipalidad nunca se autorizó su instalación con anticipación, ya que se trata de una antena con importante porte que fue instalada en un terreno fiscal que corresponde a la Municipalidad.

Al mismo tiempo, aclaró que la antena está instalada pero no se habilitó la comercialización del servicio de internet, debido a que la empresa aún debe completar ciertos documentos a fin de regularizar su situación con el Municipio.