La falta de lluvias no da tregua a la emergencia hídrica en los municipios de Misiones. Por ello mediante las gestiones realizadas por las autoridades locales del IMAS y la municipalidad de San Pedro, se logró la aprobación de dos nuevos pozos perforados para reforzar el servicio en la zona urbana que depende de la planta potabilizadora.

Una de las obras para la explotación de agua del subsuelo de captación vertical, está ubicada frente a la escuela 678, a metros del arroyo San Pedro y tiene setenta metros de profundidad. Con ello, se suministrará al barrio Las Rosas y parte de avenida Güemes, que se alimentarán solamente del pozo, y así el agua que llegaba desde la planta potabilizadora hasta esa zona será destinada a mejorar el servicio en barrio Santa Rosa y Viruplac.

La segunda perforación estará ubicada en barrio Centro, en cercanías al NENI 2040, también a metros del arroyo San Pedro y será utilizada para mejorar la distribución de agua en toda la zona del barrio Cristo Resucitado.

“La situación es desesperante, nos estamos ocupando del tema junto a la gente del IMAS, pero la demanda es inmensa. La realidad en algunas colonias es muy crítica, tanto si se trata de agua para el consumo humano como para los animales, tendremos que dejar de hacer otras obras para atender a los colonos”, indicó el intendente Miguel Dos Santos.

Piden extremar los cuidados y advierten que realizarán controles junto a la Policía y habrá multas y sanciones a quienes llenen piletas, laven veredas o automóviles.