Hace algunos días el concejal de Puerto Iguazú Domingo Martínez presentó un proyecto en que solicita la intervención municipal al Instituto Misionero de Agua y Saneamiento. El edil solicitó el tratamiento sobre tablas, pero no logró los votos de sus pares, por lo que pasó a comisión.

El argumento del pedido de intervención es por “mal desempeño de las funciones públicas de sus administradores y por dejar sin agua a 95 mil personas, además de las pérdidas económicas que sufrieron los empresarios durante el prolongado corte durante Semana Santa”

Vale recordar que en los primeros días del mes de abril, se ha sufrido un desabastecimiento del liquido vital como ya ha ocurrido en otras ocasiones. El motivo, es que la toma de agua actual se encuentra sobre el río Iguazú el cual tiene costa arriba una gran cantidad de represas brasileñas y ante las más mínimas maniobras y cambios climáticos la toma de agua deja de operar.

Para solucionar esta problemática, ya se ha licitado la obra de una nueva toma de agua y planta potabilizadora que estará ubicada sobre el arroyo Mbocay de dicha localidad, y que será financiada por el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento.

Además, en la jornada de ayer el gobernador de la provincia Oscar Herrera Ahuad estuvo en el municipio donde hizo entrega de dos camiones cisternas y de los primeros cien tanques de un total de mil que será entregados a los vecinos con el objetivo de palear la situación mientras dure la obras.