Los concejales de la ciudad de Puerto Iguazú se reunieron en Posadas con el gobernador Oscar Herrera Ahuad y algunos funcionarios provinciales por la crisis del agua en el municipio donde presentaron formalmente el reclamo de los vecinos. Expusieron “la preocupación y el malestar que genera en la ciudad la problemática por la falta de agua”.

Recientemente se realizó la licitación para la construcción de una nueva toma de agua sobre el arroyo Mbocay con inversiones del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento. Sin embargo, Iguazú padeció la falta de agua potable durante la Semana Santa a raíz de la bajante abrupta del río y esto provocó manifestaciones por parte de los vecinos.

En el encuentro participaron los ediles Juan José Raynoldi, Ernesto Benítez y Verónica Lunardi. El gobernador entregó las documentaciones que acreditan las inversiones que se encuentran en desarrollo y el llamado a licitación.

Por ello se acordó formalizar un plan de contingencia que prevé las causas de desabastecimiento del agua, hasta la culminación de las nuevas inversiones. El trabajo consistirá en el reacondicionamiento y optimización de la toma de agua.