Secuestraron mercadería de contrabando en Pozo Azul proveniente de Brasil. Se trata de 685 pares de calzados, entre ojotas y sandalias, que alcanzan un valor de casi 300 mil pesos. Esta situación preocupa a las fuerzas de seguridad ya que representa un riesgo sanitario ante la posibilidad de expandir el virus.

El procedimiento se concretó en horas de la noche del miércoles cuando los autores del hecho quisieron aprovechar el mal tiempo para el contrabando y se encontraron con un control de Gendarmería Nacional sobre ruta provincial 17.

El automóvil, un Chevrolet Corsa, color gris, circulaba sentido Bernardo de Irigoyen-Pozo Azul, cuando el conductor debió acatar las órdenes de la fuerza de seguridad. En el interior del rodado transportaban 600 pares de ojotas y 85 pares de sandalias, valuados en 291 mil pesos sin el respectivo aval aduanero.