Se llevó a cabo en la localidad de Pozo Azul la firma de un acuerdo entre el Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional y familias rurales para la construcción de viviendas. Esto se realiza en el marco de la cuarta etapa del proyecto de edificación de casas de este tipo.
En esta ocasión fueron cinco las familias beneficiadas por la iniciativa, que podrán contar en un futuro con una vivienda propia. Con la situación económica actual, se hace muy difícil para los productores y dueños de chacras poder costear la construcción de una casa.
Al día de hoy ya son seis las viviendas terminadas y otras cinco se encuentran un punto de concluirse, las cuales corresponden a las etapas 1, 2 y 3 del proyecto. Está previsto que las nuevas obras inicien a mediados del mes de septiembre, luego de que concluyan los trámites pertinentes.

“Creemos que en un mes estaremos firmando el acta de inicio de obra en el marco de la cuarta etapa de viviendas llevada adelante por el IPRODHA en Pozo Azul, es una enorme satisfacción poder llegar a esos lugares, el trabajo que hace la gente en la colonia es incomparable y es digno de que merezcan las mismas condiciones habitaciones que quienes viven en las ciudades, destacamos el compromiso y responsabilidad con la que asumen el proyecto y el aporte del municipio”, explicó Roberto Filippa en diálogo con El Territorio.