El hombre se armó una cabina desmontable de madera recubierta de plástico transparente.


Si bien el día de ayer regresaron la mayoría de las actividades a la ciudad de Eldorado, la apertura del edificio municipal esta mañana generó más movimiento y se vieron a varios vecinos por las calles del municipio. En este marco, un quinielero llamó la atención por su creatividad con las medidas sanitarias que tomó como precaución del contagio.

Se trata de Jorge Zotto, un quinielero que hace más de 20 años trabaja en ese rubro, y que para poder reactivar sus ingresos nuevamente, se armó una cabina de madera desmontable, a la que recubre con una lona transparente. Su puesto cuenta con una apertura en el frente para poder atender con barbijo a los clientes que se acercan.

Con la reapertura de la fábrica de zapatillas Dass se espera que el miércoles el movimiento se incremente aún más. Ayer el intendente les entregó a los directivos de la empresa, la Resolución 2071/A/2020 donde autoriza a la fábrica a comenzar a operar.




Comentarios